En el primer apartado de este espacio que se publicó ayer, bajo el subtítulo “Adelantan Entrega”, se comentó que de acuerdo a lo previsto en la Constitución Política del Estado el sexenio que encabeza el gobernador José Carlos Lozano de la Torre se recortaría en dos meses y el de los presidentes municipales dos meses y medio, sin embargo, las reformas no le atañen a ninguna de las actuales administraciones sino hasta las siguientes.

El Periódico Oficial del Estado, de fecha 28 de Julo de 2014, difundió el Decreto No. 69, que en los Transitorios, artículo segundo, dispone que “el Gobernador del Estado que resulte electo en la elección constitucional de 2016, iniciará funciones el 1º de diciembre de ese mismo año y concluirá su período constitucional el 30 de septiembre de 2022, y el que resulte electo en la elección constitucional del año 2022, iniciará funciones el 1º de octubre ese año y concluirá su período constitucional el 30 de septiembre de 2027”.

De la misma manera, en el artículo cuarto de los mismos Transitorios, se indica que los presidentes municipales, regidores y síndicos que resulten electos en 2016, iniciarán funciones el 1º de enero de 2017 y concluirán el 14 de octubre de 2019, los cuales tendrán derecho a la reelección consecutiva por un período más, y los electos en el año 2019 iniciarán funciones el 15 de octubre de ese mismo año y terminarán el 14 de octubre de 2021.

En estas condiciones, los actuales alcaldes y el mandatario estatal cumplirán los respectivos períodos como ha sido tradicional y en donde se modifica es con los próximos, en que, efectivamente, el nuevo gobernador durará en el encargo 70 meses y los presidentes municipales dos meses y medio menos.

EVITAR VACÍOS DE PODER

Independientemente de que no se adelanta el cambio de poderes, es necesario hacer una adecuación a la Constitución Política local para que entre el día de la elección y la entrega-recepción sea en un corto lapso.

Se fundamenta lo anterior que en las actuales condiciones hay una autoridad en ejercicio y otra que ha sido electa, por lo que es común que surjan posición encontradas que provoca desequilibrio en la administración pública y desconcierto entre los sectores productivo y social.

Dos comentarios se recibieron ayer sobre lo señalado en Con Usted, de lo dispuesto en la Constitución para que se adelante la entrega de poderes municipales y del estado y en ambos existe la coincidencia que más allá de cuándo sea la transmisión de mando, es más importante abreviar el tiempo para que los designados entren en funciones.

Señalan que en un momento determinado existe un gobierno paralelo, que sin estar en desempeño actúa en la vida pública y muchas veces hay declaraciones que ponen en duda lo que hace o ha hecho el que va de salida, lo que genera recelo y debilita los programas que tienen lugar.

Es indudable que hay bastante razón en los señalamientos y más cuando la caballada busca al que está por arribar, o que por las actitudes que adopta genera la resquebrajadura, como ocurre actualmente en varios estados donde recientemente hubo elección para gobernador y alcaldes. Hay quienes tienen una o dos apariciones diarias y la más de las veces es para amenazar que habrá una auditoría a cada uno de los programas y de las obras, o para decir que tal o cual acción en proyecto o proceso será modificada e incluso cancelada.

Son cuatro o cinco meses entre la elección y la toma de posesión, período en que los ganadores tienen todo el tiempo del mundo para urdir qué hacer y conservar sobre sí los reflectores y como siempre sucede, lo negativo y al mismo tiempo espectacular es lo que da la nota principal a los medios. Con o sin elementos de prueba propala que habrá juicio en contra de quien haya malversado recursos públicos que genera erosión con la administración saliente.

Frente a ese problema, se plantea que debe mediar un máximo de 45 a 60 días para la transferencia, aunque uno de los expositores expresó que debería ser de sólo 30 días, ya que quien busca un cargo público presenta en campaña un plan de trabajo y en ese mismo término puede considerar quienes serán sus colaboradores. Incluso debería rescatarse la propuesta que hizo el Partido Revolucionario Institucional en 2012, de que se acorte el cambio de gobierno en México, que en lugar de ser cinco meses sea de tres meses. En otros países, como Chile y Guatemala, es en dos meses, en España es de un mes y en Francia cuando hay una segunda vuelta es de diez días, Argentina y Colombia mes y medio y Estados Unidos, dos meses y medio.

En el mismo sentido lo que se establezca a nivel federal debe ser en los estados y municipios, con lo que no habría dos gobiernos simultáneos que sólo provocan dificultades y más cuando las campañas se caracterizaron por el encono.

QUE SE MUEVE, SE MUEVE

De la misma manera que los da por finiquitados, el Instituto Nacional Electoral (INE) dará acceso a un grupo de tarea de los partidos del Trabajo (PT) y Humanista (PH), que decidirán sobre las candidaturas, ingreso de financiamiento y ejecución de campañas, para la elección extraordinaria de diputados federales que habrá en el Distrito 01 de Aguascalientes.

Esta labor será exclusivamente para que puedan contender, suponiéndose que al término de la misma ambos organismos quedan excluidos luego de que no alcanzaron el 3% de la votación nacional en los comicios del 7 de junio, aunque en el caso del PT siguen firmes los recursos que ha interpuesto ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

EL INE basa la autorización que compitan en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE), que en su artículo 24 dispone que si un partido participó en una elección ordinaria, tiene también derecho a participar en la elección extraordinaria, y que además lo hagan en condiciones que les asegure una competencia equitativa.

El PT conserva la exigencia en el Tribunal que se tome en cuenta el resultado de la que habrá aquí, al considerar que es parte del proceso del 7 de junio, con lo cual espera salvar el registro, aunque en el INE sostiene que para este organismo ya se extinguió, por lo que sólo espera la resolución del Trife para proceder a tomar control de los bienes que posee y venderlos para de ahí pagar las indemnizaciones al personal que labora en cada representación estatal y municipal y los adeudos que tenga con proveedores.

Ahora bien, de concretarse la supresión del PT y PH no significa su total desaparición, porque aún tienen la oportunidad de convertirse en partidos locales, principalmente en aquellos sitios donde tienen algún ascendiente. De acuerdo a la LGIPE, el Organismo Político Local (OPL) – antiguo Instituto Estatal Electoral – recibirá la solicitud correspondiente y examinará los documentos que justifiquen la petición y que luego debe ser analizada y avalada por el INE. Entre los requisitos que deben superar está comprobar el número de afiliados y la autenticidad de los afiliados al nuevo organismo, que permitirá comprobar que se cuenta con el número mínimo de miembros, asimismo que dichas afiliaciones cuenten con un año de antigüedad como máximo. Otras exigencias son parte del registro nacional que, presuntamente, han perdido, por lo que ahí no habría problemas para atenderlas, como es la denominación del partido, el emblema y colores que lo caracterice, fecha de constitución, documentos básicos, dirigencia, domicilio legal y padrón de afilados.

De ambos partidos, en caso que decidan solicitar el registro local, sólo el PT podría participar en las elecciones del año próximo, según lo ordena el artículo 16 del Código Electoral del Estado “siempre y cuando en la elección inmediata anterior de Gobernador, de diputados o de ayuntamientos indistintamente, hubieran obtenido por lo menos el 3% de la Votación Válida Emitida y hubiesen postulado candidatos propios en al menos la mitad de los municipios y distritos”, lo que sí cumple ya que en las elecciones de ayuntamientos y diputados de 2013 obtuvo 4.94% de los votos. En tanto el Partido Humanista, al ser de reciente creación, no podría hacerlo al no apegarse a esa disposición.

UN ABRAZO SOLIDARIO

Un momento muy agudo es el que vive el senador Martín Orozco Sandoval ante el fallecimiento de su señora madre, doña Rosa María Sandoval Muro, ocurrido la mañana de ayer, pero en el Creador encontrará el bálsamo necesario que le permita seguir adelante con su rol de vida. Sólo queda orar por su eterno descanso y que la familia encuentre el consuelo que da el tiempo.