Alberto Bortoni
Agencia Reforma

Hace no muchos años la noticia de un Porsche eléctrico hubiera causado furia entre los entusiastas y seguidores de la marca. La compañía que crea algunos de los mejores motores de combustión interna estaría fabricando autos con motores de pilas.
Afortunadamente hoy en día tenemos a marcas como Tesla, que han demostrado que un vehículo eléctrico no tiene por qué ser aburrido y bien puede merecer la clasificación de deportivo. Porsche ha hecho lo apropiado y durante el Autoshow de Frankfurt mostró el Mission E, un modelo conceptual que ya tiene la luz verde para convertirse en modelo de producción.
Evidentemente las cifras oficiales para el modelo de producción todavía no están liberadas, todavía faltan unos cuatro años para que el auto se convierta en realidad. Pero sí se tienen las cifras del modelo conceptual y quizá podría estar muy cercanas a ellas.
En el modelo conceptual Porsche asegura que el sistema completo produce más de 600 caballos de fuerza, con una aceleración de 0 a 100 km/h que está por los 3.5 segundos. En cuanto a autonomía, se puede tener unos 500 kilómetros de autonomía. Además se ha considerado un cargador de 800 volts, que podría recargar las baterías de litio al 80 por ciento de su capacidad en sólo 15 minutos. Y opcionalmente recargarse por vía inductiva (es decir, inalámbrica), aunque sin duda será mucho más lenta.
En la estética el Mission E conceptual es todo un Porsche, con un frente bajo y una línea de techo con caída muy similar a la del 911 hacia el poste “C”. Sin embargo, éste es un modelo de cuatro puertas, con las puertas traseras pivoteadas en la parte trasera, también conocidas como “suicide doors”. El espacio interior será para exclusivamente cuatro pasajeros.
Las implicaciones del nuevo modelo de producción son importantes para la compañía. Según han anunciado, en sus instalaciones de Stuttgart-Zuffenhausen se crearán cerca de mil nuevos empleos y se invertirán cerca de 700 millones de euros. Entre otras cosas ser crearán nuevos talleres para pintura y ensamble, además se ampliará la fábrica de motores para incluir la producción de motores eléctricos.
Es claro que pronto estará disponible el primer Porsche completamente eléctrico. El ruido ronco característico de los Porsche pronto podría ser sustituido por zumbidos de la eléctrica y electrónica. Pero si el brinco en desempeño es apropiado, pronto estos sonidos de frecuencias altas podrían traer las mismas emociones. Porsche ya es una opción apropiada para quien trae gasolina en la sangre; en unos años podría ser también la opción para quien trae electrones en la sangre.