La anulación de la elección de diputados en el Distrito 01 federal, determinada en los primeros minutos de ayer, tomó por sorpresa no sólo al Partido Revolucionario Institucional que ganó en las urnas con el candidato Gregorio Zamarripa Delgado, sino al mismo Partido Acción Nacional, demandante de la invalidación y a los ciudadanos en general.

Se podrá estar a favor o en contra de la resolución pero es una decisión tomada por la Sala Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quedándole al PRI como último recurso acudir a la Sala Superior, que por el tiempo que falta para que rinda protesta la nueva Legislatura – el uno de septiembre – es factible que lo resuelva en un tiempo mínimo.

En caso de ratificarse la cancelación tendrá que llevarse a cabo nueva elección en los diez municipios fuera de la capital, que será un ambiente inédito en la vida política del estado, lo que obligará a los partidos a trabajar a marchas forzadas para obtener el apoyo colectivo, que por las circunstancias que rodean esta tesis pueden ser más participativos que el pasado 7 de junio.

El boletín emitido por la autoridad electoral, con fecha de ayer, 4 de agosto, indica que determinó anular, por mayoría de votos, la elección de diputados federales del Distrito 01 de Jesús María, Aguascalientes, “al estimar que se violaron los principios de neutralidad y equidad, pues el día de la jornada electoral el gobernador se trasladó en un autobús de propiedad del gobierno estatal, junto con miembros de su gabinete y candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a las diputaciones federales de los distritos 01 y 03 a varios centros de votación.

“En la propuesta original del juicio de inconformidad SM-JIN35/2015, realizada por el Magistrado Marco Antonio Zavala Arredondo, se proponía confirmar la entrega de la constancia de mayoría a la fórmula del PRI encabezada por Gregorio Zamarripa Delgado. En su intervención en la sesión pública, el magistrado ponente señaló que el actuar del gobernador podría considerarse como una irregularidad sustancial, no podría calificarse como generalizada o determinante, pues – en todo caso – lo único que estaba demostrando era que dicho funcionario acudió a un solo centro de votación de una sección, en cuyas casillas el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) obtuvo una amplia mayoría. Por lo anterior estimó que no cumplía con los requisitos que marca la ley electoral para poder decretar la anulación de una elección.

“En cambio, los Magistrados Yairsinio David García Ortiz y Reyes Rodríguez Mondragón estimaron que si un servidor público con una investidura como la del gobernador viola los principios de equidad e imparcialidad, estas infracciones son, por sí mismas, sustanciales, generalizadas y determinantes. Esto es así pues las conductas que despliega tal servidor, frente a la ciudadanía, la opinión pública o los medios de comunicación, generan en su localidad un tipo de influencia mayor al de cualquier otro ciudadano, dada la relevancia y poder que dicho individuo tiene dentro de su comunidad. Por esto, concluyeron que debe convocarse a una nueva elección en el distrito, para que los electores puedan expresar libremente sus preferencias. También determinaron dar vista al Instituto Nacional Electoral (INE) por las violaciones cometidas por los funcionarios públicos”.

Conocida la sentencia sólo le queda al Revolucionario Institucional esperar lo que disponga la Sala Superior, mientras que en Acción Nacional seguirán velando armas por si el fallo se ratifica, que de ser así dará oportunidad a ambos organismos de volver a medir fuerzas, en un nuevo ensayo para lo que viene en 2016.

AL ABORDAJE DEL PT

Aunque en estado crítico el Partido del Trabajo sigue con vida, lo que no obsta para que los cóndores estén al acecho. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano le ofrecen salvarle el pellejo a cambio de que se una a su causa, lo que supondría un acto de misericordia con su “hermano” de la izquierda, pero está muy lejos de ello puesto que sólo buscan quedarse con el poco más del millón de simpatizantes que sufragaron en la pasadas elecciones federales.

A nivel local su dirigente Héctor Quiroz García hace todo lo que está a su alcance para demostrar naturalidad en los actos, aún cuando mira cada vez más lejos el camino de la salvación, lo que no obsta para que su líder nacional Alberto Anaya Gutiérrez insista que tienen las pruebas jurídicas para demostrar que obtuvieron más del 3% de la votación nacional, suficiente para seguir en la vida política.

Es un partido que fue fundado el 8 de diciembre de 1990 y al siguiente año participó en las elecciones y al no obtener la votación indispensable de 1.5% perdió el registro, mismo que recuperó el 13 de enero de 1992. El problema del PT es que en todo este tiempo ha estado estancado, siempre esperando superar la votación mínima para seguir en el entarimado; por ejemplo en la elección de 1994 presentó como candidata presidencial a Cecilia Soto y logró un millón de votos, misma cantidad que obtuvo en 2015, en que aún cuando no mantenga el registro tendrá seis diputados de mayoría relativa en coalición con el PRD.

La cuestión está en que ha sido socio permanente de los perredistas, pero su querencia es mayor con Andrés Manuel López Obrador, a quien respaldó en 2006 y 2012 en su lucha por revocar la elección presidencial, por lo que no se duda que alcance un acuerdo con Morena a pesar que el tabasqueño reniegue de todos los que fueron sus camaradas.

Falta muy poco para saber el destino de los petistas, que tienen en Aguascalientes dos alcaldías, una diputación y regidurías en casi todos los municipios, pero ese mal endémico de trabajar lo mínimo los lleva a que estén siempre a la orilla del precipicio.

PARIDAD ILUSORIA

Una de las mayores demandas de las mujeres es la igualdad de oportunidades y derechos con los varones, reiterando en todos los foros posibles el reclamo para que se haga realidad y que además sea en cualquier ámbito de la vida diaria, trátese del laboral, salarial, económico, social y político, entre otros.

Es algo en que pocos, demasiado pocos, estarían en contra, ya que los seres pensantes no se clasifican por sexo, estatura, físico o cualquier otro atributo, sino por sus conocimientos, experiencia, talentos, aptitudes y todo aquello que se valora en el medio donde se desenvuelven.

No obstante, en materia política se encuentra que pocas son las que dan un paso al frente, que están dispuestas a enfrentar y vencer toda clase de obstáculos para alcanzar sus objetivos, por lo que hoy que Aguascalientes se encamina hacia la elección de gobernador se observa que sólo Lorena Martínez Rodríguez ha manifestado su intención de competir al interior de su partido, el Revolucionario Institucional.

En Acción Nacional, que se presenta como impulsor de la mujer, ninguna aparece para hacerle contrapeso a los tres aspirantes que están muy cerca del punto de partida y de los demás partidos es posible que de última hora lo haga alguien pero sólo para cubrir el requisito, como ha sido costumbre, para luego propalar que con ellos las damas tienen cabida.

Lo importante no es estar en el escenario sino hacerlo con la confianza que puede lograr la postulación interna y con grandes posibilidades de ganar la constitucional, por lo que bien harían los partidos en general hacer un alto en el camino y considerar el porqué la mujer sigue relegada o le dan cabida en algunos cargos y candidaturas para cubrir el expediente.

Resulta incongruente que el padrón electoral nacional y local registre un 52% de mujeres pero a la hora del reparto se mantenga la vieja tradición se invitarlas sólo a que hagan “bola”.y para que vayan a votar.