Con lesiones de gravedad resultó una joven empleada, que al encontrarse trabajando en una tortillería ubicada en el poblado de El Conejal, quedó prensada en una máquina batidora.
Quien se encuentra en estado crítico en el HGZ No. 2 del IMSS, es Ana Laura Pérez Esparza, de 20 años, con domicilio en la calle Rubí, en el poblado de Norias de Ojocaliente.
Esta jovencita se encontraba trabajando en una tortillería ubicada en la calle Juan Martín del Campo, en el poblado de El Conejal, propiedad de Rodolfo Esparza Reyes, de 41 años.
Aproximadamente a las 11:40 de la mañana, la joven procedió a colocar la harina en una máquina batidora.
Sin embargo, debido a que se aproximó mucho, se atoró en la máquina con su propia ropa, lo que provocó que la jalara al interior de la misma.
Al escuchar los gritos de angustia de la mujer, el propietario de la tortillería y otros empleados trataron de ayudarla, por lo que de inmediato apagaron la máquina.
Sin embargo, cuando pretendieron sacar a la jovencita se dieron cuenta que no podían ya que estaba atrapada, por lo que llamaron a los servicios de emergencia.
Minutos después llegaron policías preventivos en las patrullas 0363-B1 y 0117-B1, además de bomberos Municipales en la unidad UE-01, quienes se dieron a la tarea de desmantelar la máquina batidora, siendo de esta forma en que finalmente lograron rescatar a Ana Laura Pérez Esparza.
Sin embargo, la jovencita se encontraba gravemente lesionada, pues presentaba impresionantes heridas cortantes en el tórax y cuello, además de una fractura en el brazo derecho.
De inmediato, paramédicos del Departamento de Bomberos Municipales en la ambulancia UE-13, la trasladaron a recibir atención médica al HGZ No. 2 del IMSS, donde ingresó en estado agónico.