José de Jesús López de Lara

Una niña de 10 años ingresó en estado agónico al Hospital Hidalgo, luego de ser atacada sexualmente por un guatemalteco que la interceptó en la calle Galeana de la colonia Obraje.
El agresor pretendió matar a la pequeñita para que no lo identificara, pero fue descubierto por los vecinos que a punto estuvieron de “lincharlo”.
Quien hasta anoche permanecía detenido y sujeto a investigación por parte de agentes del Grupo Homicidios de la PME, en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, es el guatemalteco William Geovani Ramírez Guerra, de 35 años.
Dicho sujeto recibió una brutal golpiza de parte de varias personas y a bordo de una patrulla de la SSPM fue trasladado a recibir atención médica al Hospital “Tercer Milenio”.
Posteriormente, los policías preventivos lo llevaron a la Agencia del Ministerio Público adscrita a la Dirección de Investigación del Delito donde quedó detenido.
La niña de 10 años que fue atacada sexualmente, fue trasladada en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital Hidalgo, donde se debatía entre la vida y la muerte.
Los trágicos hechos se registraron aproximadamente a las 10 de la mañana del domingo, en la calle Galeana de la colonia Obraje, bajo el puente de la avenida Ayuntamiento.
La mamá de la niña se dedica a la prostitución y debido a que no encontró quien le cuidara a su hija, decidió llevarla consigo.
Mientras ella se dirigía a una habitación del Hotel “Belén”, ubicado en la calle Galeana de la colonia Obraje, dejó a la niña en el área de recepción.
Aparentemente, en ese lugar y mediante engaños, el guatemalteco William Geovanni Ramírez Guerra la llevó hasta un terreno baldío ubicado debajo del puente que cruza la calle Galeana con la avenida Ayuntamiento.
Posteriormente, la atacó. Debido a que la niña opuso resistencia, la golpeó brutalmente y azotó su cabeza contra el suelo. Enseguida, para evitar que la niña lo identificara, intentó matarla y para ello comenzó a estrangularla con sus propias manos.
Sin embargo, fue descubierto por unos vecinos, quienes lograron darle alcance antes de que lograra escapar y le propinaron una brutal golpiza. Minutos después llegaron al lugar de los hechos varios ciclopolicías, policías preventivos y una ambulancia de Cruz Roja.
Mientras los policías preventivos procedían al arresto del guatemalteco, la niña fue trasladada al Hospital Hidalgo, donde los médicos le diagnosticaron además del abuso, un traumatismo craneoencefálico severo y lesiones graves en el cuello, que le provocó el guatemalteco cuando intentó ahorcarla.
Cabe destacar, que al agresor sexual William Geovanni Ramírez Guerra, le encontraron en su poder una mochila con artículos personales, una botella de Tonaya y varias revistas pornográficas.
Hasta anoche seguían las investigaciones por parte de agentes del Grupo Homicidios y Grupo Avante de la Fiscalía Estatal.