Presunto mini-narco de nueva cuenta fue detenido por agentes de la Comisaría General de Policía Ministerial del Estado. La primera vez, un juez le concedió la libertad condicionada. Sin embargo, el sujeto no cumplió con acudir a firmar cada ocho días y le revocaron el beneficio de la fianza.
El sujeto, llamado Saúl Alejandro “N”, “N”, de 31 años, fue aprehendido por el delito de incumplimiento en las obligaciones procesales.
En cuanto al primer arresto, agentes ministeriales efectuaban recorrido de rutina por calles del fraccionamiento Santa Anita, Primera Sección. En determinado momento observaron a un individuo que realizaba lo que parecía ser intercambio comercial de manera sospechosa. Inmediatamente le marcaron el alto.
Saúl Alejandro fue sometido a revisión corporal descubriendo que entre sus ropas llevaba varios envoltorios de polietileno. Contenían sustancia blanca y granulada similar a la cocaína, así como hierba verde y seca identificándola como marihuana.
Al ser cuestionado, el hoy detenido manifestó que se dedicaba a la distribución de drogas entre los viciosos de la zona, por lo que fue puesto a disposición de la Dirección General de Atención Especializada.
El AMP integró la Averiguación Previa correspondiente, dando inicio a las labores de investigación y solicitó al Juzgado que liberara la orden de aprehensión. Sin embargo, dicha autoridad determinó que el acusado podría llevar su proceso en libertad con el pago de una fianza, siempre y cuando acudiera periódicamente a estampar su firma en las instalaciones del Cereso Aguascalientes. Obligación que el probable responsable incumplió y por ese motivo se le giró la orden de reaprehensión. Una vez más lo detuvieron en calles del fraccionamiento Santa Anita Primera Sección.