Por más que Luis Fernando Landeros Ortiz, presidente del Organismo Público Local, OPL – que por añoranza continúan llamándole “Instituto Estatal Electoral” -, les pide a los partidos políticos y sus militantes que se mantengan quietos no le hacen caso.

Está claro que su obligación es llamar al orden pero es difícil que lo atiendan. Este alboroto nadie lo calla y menos cuando se mira en lontananza el ir y venir de la máquina de servicio que ya forma al tren de la ilusión. La muchedumbre multicolor se mueve en los andenes en espera de empujar a su favorito para que ocupe uno de los compartimientos de lujo.

El pasado 30 de septiembre el funcionario electoral señaló que se reuniría con los dirigentes de todos los partidos para pedirles respeto al calendario electoral y que cumplan todas las disposiciones en la materia, mismo recordatorio o sugerencia a las asociaciones civiles, autoridades en general y medios de comunicación, entre otros actores.

“Hicimos el compromiso de cumplir y hacer cumplir las normas electorales, me uno al llamamiento no sólo de un partido en específico, sino a todos los que estamos inmersos en el proceso por iniciarse, para respetar y ser cautos del proceso electoral, nada abona a incentivar un ambiente ríspido, o politizado negativamente”, dijo.

Sostuvo que los aspirantes a participar como candidatos, sea a la gubernatura, alcaldías o diputaciones, deben ceñirse al calendario oficial y a lo que fijen sus propios estatutos, tanto de registro de las precandidaturas como candidaturas y períodos de campaña en su caso.

Hasta ahí todo iba más o menos bien ajustándose al ritual previo al inicio de un proceso electoral, en la búsqueda de que los involucrados no hagan olas ya que todo es cuestión de que alguien se vaya por la libre para que los demás hagan lo propio.

No esperó demasiado para quedar comprobado, una vez más, que por más énfasis que le ponga a sus palabras es poco lo que puede esperar.

El sábado 10 de octubre se publicó en este Diario, en la columna de Escalpelo, lo siguiente: “EL senador Martín Orozco Sandoval efectuó ayer una muestra de ‘músculo’ político, en un evento privado en la Plaza del Mariachi al que convocó a los militantes del Partido Acción Nacional…El sitio lució abarrotado con una asistencia aproximada de 3.000 personas, donde le acompañaron el ex gobernador de Aguascalientes, Felipe González González, los ex alcaldes de esta capital Ricardo Magdaleno y Alfredo Reyes Velázquez, Benjamín Gallegos, así como Edna Lorena Pacheco Chávez, integrante de la Comisión Permanente del CEN del PAN, al igual que los diputados locales Mario Álvarez Michaus, Adolfo Suárez y Marta Márquez Alvarado…Se contó con la presencia del senador de Guanajuato, Fernando Torres Graciano, quien aseguró que en Aguascalientes se tiene todo para ganar las elecciones del próximo año, porque se tiene unidad, proyecto y liderazgo…Dijo que Orozco Sandoval ha enfrentado piedras en el camino, pero lo han hecho sacar las agallas y continuar de frente…”

Si Landeros Ortiz quisiera aplicar lo que dispone el Código Electoral del Estado de Aguascalientes, para no permitir el registro de los nombres que más se mencionan para contender por la gubernatura, se encontrará con que ninguno de ellos hace algo ilegal, puesto que el ordenamiento no incluye en ninguno de sus artículos la categoría de “aspirantes”, por lo que hay la excusa que como cualquier otro ciudadano pueden reunirse con sus amistades y familiares y hablar de lo que le venga en gana.

El artículo 133 del Código cita únicamente que los precandidatos a candidaturas a cargo de elección popular que participen en los procesos de selección interna convocados por cada partido, “no podrán realizar actividades de proselitismo o difusión de propaganda, por ningún medio, antes de las fechas del inicio de las precampañas, ni tampoco lo podrá hacer después de obtener la candidatura del partido en cuestión y hasta el inicio de las campañas…”.

En seguida viene la amenaza: “La violación a lo dispuesto en el párrafo anterior, se sancionará con la negativa de registro como precandidato o candidato, o en su caso con la cancelación del registro respectivo”.

En ninguno de los casos que se han comentado en las últimas semanas existe una transgresión a la ley, puesto que aún cuando se enaltezca la figura de alguien, no está inscrito en un proceso interno, por lo que nada lo obliga a mantenerse en silencio.

Lo que ocurre es esos episodios seguramente causa escozor a los partidos pequeños, porque saben que no tienen otra opción que seguir de camareros del proceso electoral en marcha, por ello llevaron al baile al consejero presidente del OPL que sin pensarlo pidió mesura a quienes únicamente hacen uso de su libertad de reunión y expresión.

CADA QUIEN SU SANTO

A raíz de la igualdad salarial que se determinó para todo el país hubo empresarios locales que exigieron estímulos fiscales y se grave menos las prestaciones de los trabajadores para que mejore su poder de compra, sin embargo a nivel nacional consideraron que el sector privado debe negociar más en materia de percepciones.

El presidente del Centro de Innovación de Aguascalientes, Salvador Esqueda, estableció que haber fijado a partir del uno de octubre un salario de 70.10 pesos para los 31 estados y el DF “por sí solo no mejorará el poder adquisitivo de los trabajadores” ya que debe ir acompañado de reformas a la miscelánea fiscal para que existan estímulos y los asalariados paguen menos impuestos.

“Cómo queremos reactivar el mercado interno, si no va acompañado de una política de estímulos, no hay voluntad política para resolver esta situación, desafortunadamente es el mismo disco rayado”, por lo que se inclinó para que la nueva Legislatura revise la Ley Fiscal y haga las adecuaciones necesarias y se promueva el consumo interno “sobre todo de la clase trabajadora”.

Para el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, el hecho de hacer una sola área geográfica, en lugar de dos, mejoró el ingreso de casi 800 mil trabajadores en el país, asegurando que falta mucho camino por recorrer en el ámbito laboral. “El ingreso remunerado creció, con todos los problemas que podamos tener y hay que seguir por esta ruta. Nos hace falta mucho trabajo, pero sin duda en el sector laboral estamos mucho mejor que cuando empezamos hace tres años”.

El agregado del que habla el titular de la dependencia lo resaltó Gerardo Gutiérrez Candiani, líder nacional del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al aludir que los empresarios del país podrán absorber ese incremento sin problema, ya que la decisión fue producto del consenso de los patrones, con lo que se espera intensificar la productividad del país, sin olvidar que en diciembre debe llegarse a un acuerdo para el salario que regirá a partir del primer día del año.

Mientras que aquí se piden estímulos fiscales y menos gravámenes para la clase trabajadora, a nivel nacional los empresarios reconocen la necesidad de mejorar el ingreso de quienes menos ganan y al mismo tiempo buscar nuevas vías para que se eleve la remuneración del personal con lo que se cree un círculo virtuoso, toda vez que entre más reciban los trabajadores habrá más dinero en circulación y por ende más compras.