Jugaban “carreritas” con otro vehículo y dos mujeres que viajaban en un coche Nissan Versa estuvieron a punto de matarse, al sufrir un aparatoso accidente automovilístico a la altura de la colonia Palomino Dena.
Quienes resultaron lesionadas en este percance fueron Jael, de 29 años, con domicilio en el municipio de Tepezalá; así como Adriana Paulina, de 30 años, quien vive en el fraccionamiento VNSA.
Fue el sábado aproximadamente a las 01:45 de la madrugada, cuando policías estatales a bordo de la patrulla AG055, realizaban labores de vigilancia en calles de la colonia Palomino Dena.
Al desplazarse por el Blvd. Guadalupano y casi al llegar a la avenida Poliducto, se percataron que unos automovilistas les hacían señas desesperadamente para que detuvieran la marcha.
En ese momento, los policías estatales se percataron que se había registrado un accidente automovilístico.
En el interior de un automóvil Nissan Vectra, color gris, con matrícula de Aguascalientes, se encontraban prensadas dos personas del sexo femenino, las cuales en apariencia presentaban heridas de gravedad.
Mientras llamaban a los servicios de emergencia, los policías estatales procedieron a rescatar a la conductora Jael y a su acompañante Adriana Paulina, quienes estaban inconscientes.
Minutos después llegó la ambulancia UE-58 de Bomberos Municipales, quienes al revisar a las víctimas, detectaron que las dos mujeres se encontraban somnolientas, aunque se desconoce si habían ingerido bebidas alcohólicas.
La conductora Jael resultó politraumatizada, traumatismo craneoencefálico moderado y probable fractura de fémur y cúbito izquierdo.
Mientras que Adriana presentaba probable fractura de tibia y peroné derecho, así como policontundida.
Ambas mujeres fueron trasladadas a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.
Al lugar del accidente arribaron también policías de Vialidad en la patrulla AG015, quienes tomaron conocimiento de los hechos.
Los policías estatales que llegaron al lugar del percance, se entrevistaron con un taxista que tiene a su cargo el vehículo de alquiler con número económico 3835, quien señaló que las dos mujeres que viajaban en el coche Nissan Vectra, iban jugando carreras con los tripulantes de otro vehículo.
Se desplazaban por el Blvd. Guadalupano en dirección de poniente a oriente, cuando casi al llegar a la avenida Poliducto, existe una parte sin pavimentar, por lo que la conductora Jael trató de aplicar los frenos.
Sin embargo, terminó por pisar el acelerador, lo que provocó que perdiera el control del volante y fueran a chocar contra una base de concreto que protege los semáforos.