La ignorancia ha sido uno de los factores por los que las personas con Síndrome de Down siguen siendo discriminadas y rezagadas en muchos ámbitos, tales como el educativo, laboral y social, lamentó la representante de Fundown, Sandra Susana Santos Frausto; “en cuestión laboral, todavía estamos muy atrasados, no somos como los países de primer mundo donde se les da la oportunidad, sino que aquí sigue el tabú de que no pueden”, puntualizó.
Explicó que incluso personal docente de diferentes niveles académicos, recomienda a los demás alumnos no entablar cercanía con quien padece esta condición de vida, pues creen que pueden contagiarlos; “de ese tamaño es la ignorancia, no solo de las personas que no tienen la oportunidad de documentarse sobre el tema, sino que hasta aquellas que debieran de conocer de qué se trata”, enfatizó la también madre de dos menores con Síndrome de Down.
Santos Frausto aclaró que el Síndrome de Down no es una enfermedad, sino una condición de vida diferente, en la cual uno tiene que adaptarse al niño no el niño a la sociedad.
Dijo que dicho síndrome se debe a una malformación genética que se da al momento de la gestación, “puede haber diferentes tipos de Síndrome de Down, o lo que se conoce como trisoma XXI, regular, por traslocación o masaisismo”.
Explicó que en el caso del trisoma por translocación, es hereditario, es decir, uno de los padres cuenta con ese gen y lo trasmite a los hijos.
Se conoce que no hay forma de prevenir dicha afección, incluso sostienen que quien tiene un hijo con dichas cualidades, es porque fueron elegidos por Dios para cuidar a uno de sus ángeles.
Aportó que en Aguascalientes no se conoce el número de casos de personas con Síndrome de Down, pues sostiene que está en el rango de discapacidades intelectuales en general; “lo están investigando, para sacar una cifra exacta de cuántas personas son en el estado”.