Se dará mayor certeza a los herederos, menos desgaste y erogación de recursos

Ayer en Comisión de Justicia que preside el diputado Luis Fernando Muñoz López, se aprobaron iniciativas de los diputados Jesús Eduardo Rocha Álvarez y Luis Fernando Muñoz López, para reformar diversos artículos del Código de Procedimientos Civiles del Estado.
La primera propuesta consiste en crear el “Procedimiento Especial de los Intestados”, el cual permitiría llevar a cabo de manera más simple el proceso de adjudicación de los bienes de los herederos, en una sucesión intestamentaria.
La segunda, en agilizar los juicios sucesorios intestamentarios, al establecer que en caso de que los herederos no lleguen a un acuerdo para la repartición de los bienes, les sean adjudicados los bienes en copropiedad, y si aún no son capaces de lograr un acuerdo, dichos bienes se venderían para repartirse el producto de manera proporcional.
De las dos iniciativas se hizo un dictamen, para evitar resoluciones contradictorias, otorgando mayor certeza para los herederos, menos desgaste y erogación de recursos.
Se avaló la iniciativa de reforma del Código Penal, propuesta por el diputado Leonardo Montañez Castro, a fin de tipificar como delito el Requerimiento Ilícito de Pago, que consiste en solicitar para sí o interpósita persona el pago de una deuda o supuesta deuda, mediante violencia, amenazas, engaños, hostigamiento, acoso o intimidación.
Se agrega una agravante al tipo penal de ejercicio indebido del propio derecho, a fin de incrementar las penas de prisión y de multa para que queden en tres años con seis meses de prisión; y de 30 a 60 días de multa, en lugar de seis meses a tres años de prisión y de 15 a 40 días de multa, que es la sanción que actualmente resulta aplicable para esta conducta.
En cuando a la iniciativa de reforma al Código Civil y del Procedimientos Civiles, relativo a las actas de nacimiento, cuyo objeto estriba básicamente en establecer el otorgamiento de atestados del registro civil de forma gratuita, los que serán utilizados para acompañar la solicitud de alimentos por comparecencia.
Se amplía la regulación de la guarda y custodia compartida, como una posibilidad más en beneficio de los menores que viven la separación de sus padres, atendiendo a las circunstancias de cada caso.
Se pretende evitar dejar a los menores en una situación de completa inseguridad, ya que la ruptura de la armonía conyugal conlleva para los hijos, sufrimientos, sacrificios, frustraciones, dudas, y angustias, por el justo temor a la soledad, el abandono y al desamparo.
Es conveniente que el juzgador revise los convenios propuestos ponderando cada asunto en lo particular y decidiendo en todos los casos lo que resulte más favorable a los menores, salvaguardando el interés superior de los mismos.