Tras considerar como valiosa la labor que realiza la policía cibernética al investigar delitos que se cometen a través de Internet, José Luis Macías Barrón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), pidió a víctimas y a padres de familia, cuyos hijos estén siendo hostigados por ciberdelincuentes, a que denuncien ante la policía cibernética.

Esta modalidad de policía es de carácter federal y su labor es muy importante porque se dedica a investigar los delitos que se cometen mediante el uso de la Internet, llegando a desarticular bandas de pornografía infantil y de secuestradores con fines de explotación sexual.

Explicó que los delincuentes que usan redes sociales, tienen un perfil de muy elevada criminalidad y poseen amplios conocimientos informáticos que emplean para enganchar a jóvenes, aprovechando el descuido y abandono de sus padres en estas tecnologías de comunicación.

Generalmente, comienzan llamando la atención de niños y niñas con cosas muy simples, y a través del tiempo, se hacen de su entera confianza al grado de poder manipularlos con suma facilidad y efectividad.

Es así como los aíslan más de sus familias, los sacan de sus hogares y terminan reclutándolos con bandas de explotadores sexuales.

Ante ello, dijo, es importante que las personas conozcan que hay una policía bien preparada que puede realizar investigaciones cibernéticas de aquellas personas de las que, por su conducta, se presuma que puedan ser extorsionadores o secuestradores.

Por ello, es importante que sean denunciados, que los jóvenes que estén ahora mismo presos de chantajes, que se den cuenta que tienen una buena opción en la policía cibernética.

“En ocasiones, los jóvenes cometen errores y pueden llegar a compartir fotografías comprometedoras y de eso se valen los delincuentes para amenazarlos con hacer público el material y exigirles cada vez más imágenes, y sus exigencias generalmente crecen”.

Ante ello, es importante que los padres les generen confianza y que conozcan que existe una policía especializada que puede ser una muy buena opción para evitar un daño mayor a quienes son víctimas de este tipo de delitos.

Dijo que la legislación en México en el tema de Internet va atrasada, sin embargo, hay delitos que aunque no resulte fácil rastrearlos, con una buena investigación a cargo de policías cibernéticos, se puede dar con los delincuentes y atraparlos para evitar que sigan haciendo daño.

El presidente de la Canieti hizo un llamado a los padres de familia para que vigilen muy bien la actividad de sus hijos en redes sociales.

“Las buenas prácticas indican que se les debe de asignar horarios para su incursión a redes sociales, cuando son menores de edad, es recomendable que los padres les creen las cuentas y que ellos tengan acceso al perfil de sus hijos con la finalidad de controlar su actividad. Hay quienes crean una cuenta especial de supervisión mediante la que los padres están al tanto de la actividad de sus hijos en Internet.

“Pero lo más importante es que los padres no pierdan la comunicación cara a cara con sus hijos, que dialoguen de manera suficiente, porque es mediante la convivencia como los padres se pueden dar cuenta si sus hijos tienen algún problema y esa misma comunicación los hace menos vulnerables ante la ciberdelincuencia”, dijo.