David Loji
Agencia Reforma

Debido a la devaluación del peso frente al dólar los precios de los autos y camionetas empezarán a experimentar un aumento gradual.
Esto se desprende de una conferencia de prensa con Bruno Cattori, presidente y CEO de FCA Group México, que en el país tiene las marcas Chrysler, Ram, Dodge, Jeep, Fiat, Alfa Romeo y Mitsubishi.
FCA Group México los meses de septiembre y octubre tuvo en pocos modelos un aumento de precio que no excedió el 1 por ciento, pero de manera gradual empezarán a incrementarse los precios, aunque este directivo no señaló a partir de cuando.
Se tiene previsto que todo el 2016 se verán los efectos de la devaluación, aunque no en todos los segmentos, esto se dará dependiendo del país de origen de los vehículos.
Los autos y camionetas de la región TLC Norteamérica por ser dolarizados serán los más afectados por la devaluación y en un plazo de alrededor de 18 meses podrían tener un aumento de precios de hasta el 25 por ciento, pero aclara que esto dependerá de los mercados.
El crecimiento de la industria automotriz de México se espera que en el futuro cercano se concentre principalmente en los segmentos de los subcompactos y compactos, que son los que menos impacto tendrán en sus precios debido a que muchos no vienen de Estados Unidos.
La pérdida de paridad en el real brasileño frente al peso de hasta un 21 por ciento ha hecho que los autos y camionetas producidos en ese país sudamericano vuelvan a ser atractivos para el mercado mexicano.
Cattori comenta que la visión de negocios de buscar vehículos en los segmentos que FCA había perdido participación, ha dado buenos resultados, pues a partir del 2015 esta compañía en México ha experimentado 9 meses consecutivos de crecimiento.
Aclaró que los últimos 4 meses el crecimiento de FCA Group en México ha sido muy por encima del promedio de la industria automotriz nacional.
El directivo señala que tiene la expectativa de cerrar el 2015 con un crecimiento similar al que lleva este año.