Podrían construirse dos o tres espacios más para albergar a ambulantes en el centro de la ciudad; el alcalde Juan Antonio Martín del Campo aseguró que ya se ha hablado con estos vendedores quienes están de acuerdo en que sean reubicados a la plaza que se consolidará en la esquina de Madero e Hidalgo, por lo cual dijo que además podrían adquirirse con este fin otros predios que estén dentro de la misma zona.
“En los próximos días tendremos reuniones ante la Secretaría de Hacienda para tratar de conseguir recursos y poder adquirir los centros o los corazones de manzana, donde ahorita varios de ellos están deshabitados sin ningún uso y poderlos acondicionar; poder tener ahí plazas en donde podamos invitar a los comerciantes a que se establezcan en instalaciones adecuadas, instalaciones dignas y en donde exista uniformidad”, indicó.
El presidente municipal reconoció que no se puede acabar con el ambulantaje, y la finalidad es no dejar de lado a este sector, pues de esta forma es como obtienen el sustento diario, por lo cual se le estará apostando a un proyecto integral para dignificar a los ambulantes; dijo que ha habido interés y se han involucrado en propuestas sobre el diseño del local, el carrito o la forma más adecuada del acomodo, dentro del predio, para sus ventas.
“Hay algunos comerciantes que están muy pegados entre Morelos y Madero, por ahí hay un predio que estamos viendo, hay otros que están pegados al mercado Jesús Terán, el objetivo es poder comprar tres, cuatro predios para que les quede lo más cerca a donde ellos están vendiendo, y con esto poderlos reubicar con las instalaciones adecuadas para ellos”, recalcó.
El primer edil apuntó que para ello se estará gestionando un monto aproximado de 100 millones de pesos, a fin de adquirir los predios en los que se pudiera consolidar el proyecto, que quedaría pendiente que la siguiente administración pudiera dar continuidad, con la finalidad de ayudar a quienes se dedican al ambulantaje, sin afectar a los comerciantes establecidos, dignificando así el Centro Histórico.
“En Hacienda tienen un programa especial en el que nos están ayudando personas de ACOCEN para poder gestionar los recursos a través de ACOCEN y CANACO, con ellos hemos estado haciendo las gestiones correspondientes. En este caso tenemos en el centro más de cien ambulantes, el objetivo es invitarlos a todos a este tipo de instalaciones; calculamos que aproximadamente tardará en integrarse todo dos años; a lo mejor a mí no me va tocar verlos cristalizar, pero sí, por supuesto, a la próxima administración”, indicó.