Fallas geológicas podrían aprovecharse como zona de recarga acuífera. Martín Hernández Marín, profesor investigador del Departamento de Geotecnia e Hidráulica de la UAA, analiza las deformaciones del suelo que existen en Aguascalientes, pues hay fallas activas que se está hundiendo y están generando desplazamientos; debido a lo anterior, es necesario indagar respecto al funcionamiento de este tipo de estructuras geológicas, si se está filtrando agua por las fallas y fracturas y con qué calidad llegaría al acuífero.

Para ello, se deben caracterizar bien estas fallas, pues en la actualidad el problema del agua en el estado se está volviendo cada vez más crítico, ya que se extrae líquido de los pozos a mayor profundidad.

Hernández Marín comentó que entre la comunidad científica existe la sospecha de que estas fallas están funcionando como canales de descarga hacia el acuífero, pero para tener certeza sobre ello, la forma de prospectar u obtener información es mediante métodos geofísicos, para lo cual la UAA adquirió equipo como un resistivímetro y un radar de penetración terrestre.

Detalló que los experimentos que se han realizado han consistido en dejar pasar agua potable a través de una sección de la falla oriente, y medir en diferentes tiempos el vaciado y migrado de este vital líquido; “vimos que se filtra rapidísimo, vaciamos un promedio de siete litros por segundo, el agua se elevó hasta cierto punto, no superó los 50 centímetros y se dispersó un poco hacia lo largo, por lo que concluimos que la infiltración es muy rápida”.

Para finalizar, el profesor investigador de la UAA adelantó que se busca profundizar y hacer más perfiles en más puntos a lo largo de la falla, trabajo en el cual colabora el estudiante de la Maestría en Ingeniería Civil, Sergio Joel Hernández Guerra.