El fenómeno del “colapso de colmenas” reportado en diversas regiones del mundo por la supuesta desaparición o alta mortandad inexplicable de enjambres es un tema del que no están exentos los productores de miel a nivel local, advirtió el presidente del Comité Sistema Producto Apícola de Aguascalientes, Guillermo Enrique Hernández Ayala.
El especialista enfatizó que hasta este momento no hay indicios de afectación por un incremento inusual en el número de muertes en las colmenas en la entidad, pero no deben descuidarse las medidas de seguridad al advertir que las causas de este tipo de reportes son multifactoriales.
Refirió que los estudiosos analizan más de 20 posibilidades sobre las razones que explican estos casos de desaparición, aunque advirtió que en el país se han encontrado casos de pérdidas de hasta el 50% en centros de producción de manera inexplicable en la región de la Laguna, el bajío, y una producción ubicada cerca del lago de Chapala.
“Ya tiene varios años que sucede, es verídica la muerte inexplicable a lo que han llamado colapso de las colmenas, pero pueden ser muchas causas, plaguicidas agrícolas de mayor potencia, la sequía, deforestación, contaminación, el calentamiento global, se habla de hasta del uso de celulares y antenas de telecomunicación que podrían desorientar a las abejas y pensar que murieron cuando se pierden y no vuelven a su colmena”.
Argumentó que las afectaciones por mortandad inusual tienen diferentes explicaciones y teorías, lo que genera que estos daños sean interpretados como un misterio, ya que se requiere hacer un estudio exhaustivo para encontrar las razones de la supuesta muerte.
Indicó que los productores han implementado acciones preventivas para evitar mortandad inexplicable, como la ubicación de colmenas lejos de campos agrícolas o terrenos con riesgo de contaminación por agroquímicos, suplementación, cambio de reinas, entre otras tareas.