Por:Amigos Pro Animal

No es un secreto que a diario un montón de animales son abandonados. Habitualmente, cuando caminamos por cualquier ciudad del país nos damos cuenta que hay un montón de peluditos maltratados, en su mayoría perros y gatos. De forma cotidiana vemos u oímos por un tercero historias que hablan sobre gente que abandona a quienes alguna vez fueron queridos y formaron parte de su familia, por viejos, por falta de espacio, porque nació un bebé o piensan que no compatibilizan, etc…
Afortunadamente, existen personas que diariamente cambian la vida de estos animalitos. Los rescatistas, son individuos que aparte de ayudarles, les buscan un hogar, los alimentan y además le dan una casa de manera temporal hasta encontrar a un dueño responsable. Para saber un poco más al respecto les voy a platicar qué cualidades de debe tener un rescatista.

Debes realizarte tres preguntas muy importantes:
1.- ¿Tengo el tiempo para atender a mi rescatado, mantener limpio su lugar, sacarlo a caminar, cuidar sus enfermedades, y rehabilitarlo en caso que sea necesario?
2.- ¿Tengo un lugar cómodo donde llevar a mi rescatado? Ya que nuestro peludito tendrá que permanecer contigo el tiempo necesario hasta que sea adoptado, pudiendo ser un mes, un año o varios años.
3.- ¿Tengo los medios económicos para mantenerlo (alimento, medicinas, consultas veterinarias, vacunas, desparasitación, esterilización)?

Si no cuentas con los medios económicos y te interesa ser un rescatista, te tengo una solución; ya que puedes unirte a la Asociación de Amigos Pro Animal como hogar temporal.
La Asociación te entregará un perrito o gatito y te apoyará con alimento, medicamento, esterilización, vacunas, correa, collar, plaquita.
Tú nos ayudarías con un espacio adecuado para nuestro peludito y el tiempo para atenderlo mientras es adoptado, y así de la mano poder cambiar el mundo de esos animales.
Solo me resta despedirme e invitarlos a no caer en la indiferencia ante estos pequeños peludos seamos solidarios en darles una patita, recordando que cuando ocurren desastres como incendios, temblores, crecidas de ríos, derrames petroleros, existen miles de animales implorando nuestra ayuda. (Colaboradora Verónica Muñoz Poblano).