Ayer, en sesión de la Diputación Permanente, la disputa se centró en los recientes resultados electorales, en los votos que no computó el IEE; representantes de todos los partidos, menos del PAN, tacharon a los miembros del consejo general, de ineptos, ya que es su responsabilidad que coincidan los votos de las actas, con la suma computada.
La diputada Anayeli Muñoz Moreno cuestionó acremente el funcionamiento del Instituto Estatal Electoral, al calificarlo como ilegal e inequitativo durante el proceso electoral, pues con la omisión en el conteo de 2, 800 votos en favor de la candidata a gobernador de la “Coalición Grande y para Todos”, fue cómplice y responsable de una serie de irregularidades que dieron como resultado un proceso electoral desaseado y en el cual impera la desconfianza ciudadana; aunque fueron más de tres mil, precisó.
Censuró la casualidad que al PAN no se le restó ningún voto y al PRI y sus aliados, entre ellos el Partido Verde, sí se vieron afectados al registrarse incluso en algunas casillas, con cero sufragios.
Por su parte, el diputado Ulises Ruiz Esparza de Alba dijo que la diferencia entre los candidatos a gobernador no es 2 mil 800 votos, sino mayor a 13 mil; agregó que estos argumentos ya no se pueden incluir en la denuncia en curso, porque el tiempo ya pasó, y consideró que solamente se está utilizando para presionar mediáticamente a los magistrados de la Sala Superior.
A su vez, la diputada Norma Adela Guel Saldívar lamentó que se quiera desestimar este hecho pues son alrededor de tres mil votos que no fueron contabilizados en favor de la Coalición, aunado a que en casi el 80% de las casillas del primer distrito hubo irregularidades; criticó el poco profesionalismo del Consejo General del IEE por no revisar ni supervisar a fondo los procesos de conteo y entrega de actas, porque es inconcebible que el presidente de este organismo “se quiera lavar las manos”, diciendo que los representantes de los partidos avalaron con su firma las actas que contienen el número de votos.
En su turno, Adolfo Suárez Ramírez recalcó que el PAN no tuvo intervención en lo sucedido en el IEE y aprovechó para resaltar que esto se trata de una estrategia post electoral en los medios de comunicación y concluyó que ya tienen que aceptar que Martín Orozco ganó la elección y está preparado para asumir el cargo en unas semanas.
Anayeli Muñoz refirió que si al PAN le hubiera ocurrido esta situación, seguramente hubieran expresado su indignación y su rechazo al trabajo del IEE, tras negar que esto sea parte de una estrategia post electoral de la Coalición, pues es un hecho grave que el presidente del organismo ya reconoció de manera pública.
Nosotros no justificamos nada, aseveró el diputado Ruiz Esparza y externó que le parece muy sospechosa y a modo esta situación como un acto preparado por el PRI, pues no fue denunciado en tiempo y forma. Confió en que las autoridades judiciales federales ratificarán el triunfo del candidato a gobernador panista.
La legisladora Guel Saldívar aseveró que esto no es un hecho aislado y exigió que se investigue a fondo y se llegue hasta las últimas consecuencias.
Por su parte, Adolfo Suárez Ramírez destacó que los representantes de partido en las casillas sí estuvieron bien capacitados y dejaron buenos resultados, por lo que le parece extraño lo sucedido como a su compañero Ruiz Esparza, por lo que invitó a que se dé vuelta a la siguiente página y den paso a que Orozco Sandoval sea el próximo gobernador de Aguascalientes, aunque existan personas que se opongan.