El plagio de identidad ya se extendió al terreno fiscal, ahora roban identidad de contribuyentes y solicitan a sus espaldas devoluciones de impuestos, todo mediante movimientos electrónicos.

El delegado de Prodecon, José Antonio Guerra Caparrós, indicó que los defraudadores, poseen profundos conocimientos cibernéticos y fiscales, usurpan la personalidad del contribuyente y cambian la cuenta fiscal, de modo tal que, cuando hay una devolución de impuestos, ésta es depositada en cuentas de terceros, sin que el causante se entere de este tipo de fraudes.

Indicó que los afectados se percataron de este tipo de fraudes cuando en un tiempo razonable, después de vencido el plazo en el que la Secretaría de Hacienda tiene que devolver impuestos a los causantes y no son reflejados en la cuenta fiscal, a la hora en que indagan, se les informa de parte del SAT, que los pagos de devoluciones de impuestos ya se efectuaron.

“La autoridad informa en detalle fecha, lugar de origen y destino de la devolución de impuestos y cuenta del contribuyente, percatándose que la cuenta a la que envió el SAT en dinero, no corresponde a la del titular del RFC, enterándose hasta entonces”.

Dijo que el año pasado fueron denunciados cuatro de este tipo de casos y que en lo que va de este año, se han presentado hasta el momento dos casos en los que, tras haber sufrido el plagio de su identidad fiscal, les fue robada la devolución de impuestos; “desafortunadamente es probable que este año se generen más denuncias por robos de este tipo”.

Explicó que hubo contribuyentes a quienes les presentaron una declaración complementaria, generando simulación de actividades económicas con la finalidad de inflar el monto de las devoluciones y cambiando el número de cuenta bancaria, con lo que, además del robo, le crearon un serio problema fiscal por la simulación en operaciones presentadas.

Otra de las irregularidades que los defraudadores usaron para obtener un beneficio al robar la identidad de los contribuyentes fue la presentación de deducciones que ni siquiera corresponden al contribuyente, pero con la finalidad de obtener una deducibilidad mayor.

Ante este tipo de casos, el delegado de Prodecon explicó que se está en comunicación con el SAT, CONDUSEF y la CNBV para combatir este tipo de fraudes, sin embargo, por la forma en como se operan, es difícil su detección oportuna.

Lo que hacemos, dijo, es que se interviene ante el SAT para que tenga por aclarada la situación fiscal de un contribuyente, al acreditarse que se trata de un fraude en el que incluso el contribuyente ha sido víctima, dijo.

Finalmente, el funcionario federal pidió a los contribuyentes tener mucho cuidado con la información que comparten, ya que en ocasiones, a través de correos falsos en donde les solicitan información fiscal es como los defraudadores obtienen datos esenciales como la Firma Electrónica, con la que pueden hacer cambios a su situación fiscal.

Recomendó que si ya es fecha en que debieron de haber recibido devoluciones de impuestos y no les han depositado, verifiquen con sus contadores y con la autoridad fiscal la no devolución de impuestos, y si detectan alguna irregularidad, pueden acudir a la Prodecon para recibir asesoría y atención sin costo y solucionar los problemas derivados de fraudes como el descrito.