Por: Octavio Díaz García de León
Twitter: @octaviodiazg

La semana pasada publiqué en esta columna una advertencia contra el fraude del “Telar de la Prosperidad”, espero que haya servido para que mis amigas lectoras no pierdan su dinero. En la página de Facebook de El Heraldo de Aguascalientes aparecieron cientos de comentarios en torno a mi artículo; aunque la mayoría coincidieron conmigo en que el “Telar” es un fraude, hubo también quienes siguen pensando que es un esquema legítimo y valioso para apoyar a mujeres que desean mejorar su situación económica.

Entre los argumentos que leí estuvieron los siguientes: Que hay personas que han recibido los $192 mil pesos prometidos, no se sabía que nadie hubiera denunciado el fraude, sólo se trata de un regalo que gustosas dan las participantes por su propia voluntad y por lo tanto no hay engaño; de que yo no había entendido el esquema; y otros que ustedes podrán leer allí.( https://www.facebook.com/heraldoags/posts/1215023698522439)

Como escribí en mi artículo de la semana pasada (http://heraldo.mx/el-fraude-del-telar-de-la-prosperidad/), sí hay ganadoras: Las mujeres que se encuentran al principio de la pirámide y son excelentes para enganchar a sus amigas, ellas reciben su dinero. Por ejemplo, en la semana 10 de haber iniciado los “Telares”, habría 2047 participantes de las cuales 128 ya habrían recibido sus 192 mil pesos, esto puede ayudar a convencer a que más personas entren. Ahora vayamos a la semana 16 y supongamos que estuvieran ya participando 131,071 personas, alcanzando a todas las mujeres que en teoría pueden entrar al “Telar” en Aguascalientes. Habría entonces 8192 ganadoras, mientras que 122,879 pierden todo su dinero por no poder conseguir más personas para meter al “Telar”. Allí está el fraude: Cuando se acaban las mujeres que puedan entrar al “Telar”, las que no completaron su “Telar” (En este ejemplo el 93.8%), pierden todo su dinero.  

En cuanto a denunciar el fraude, esto siempre va a ser difícil en estos casos porque normalmente son tus amigas o parientes las que te invitan y cuando se colapsa la pirámide, ¿vas a denunciar a la amiga o pariente que te invitó? Creo que no.  Además, es una participación voluntaria, de buena fe, porque no existe ningún documento firmado y por lo cual, difícilmente se podrá probar el fraude.

En los folletos de promoción y en las pláticas, se plantea la aportación al “Telar” como un “regalo” que ofrecen a la de arriba de la pirámide. La realidad es que si entras al “Telar” no es porque te guste regalar tu dinero sino porque esperas que otras te lo regalen y te den tus 192 mil pesos, ¿o no?

Por lo que respecta a que no entendí el esquema y sus bondades, no encontré entre los comentarios alguno que me hiciera ver que estaba equivocado.

Hay otra pirámide en Aguascalientes que se llama la “Flor de la Abundancia”, con aportaciones de 3 mil pesos para obtener 24 mil al cabo de tres rondas de conseguir gente. Es el mismo esquema que el “Telar de la Prosperidad”, con menos dinero.

Estos esquemas piramidales se han dado en muchos países, no solo en México. Un caso muy conocido fue el de las “Células de la Abundancia” en España en 2007 y en Chile en 2008, en donde fueron prohibidos estos esquemas por el daño que ocasionaron a los participantes.En México empezaron a operar estos fraudes desde 2014 con nombres tales como “Telares de la prosperidad”, “Flor de la Abundancia”, “Telar de Sueños”, “Mandala de la Abundancia”, “Célula de la Abundancia”, “Tejedoras de Sueños”, etc. (https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A9lulas_de_la_abundancia)

Algunos esquemas de ventas multinivel son también fraudes piramidales (https://es.wikipedia.org/wiki/Esquema_de_pir%C3%A1mide). Una dependencia del gobierno americano advierte que, “Es mejor no involucrarse en planes donde el dinero que ganas está basado principalmente en el número de distribuidores que reclutas y sus ventas, en lugar de en tus ventas a personas fuera del plan que deseen usar los productos.”

Los esquemas Ponzi, llamadas así por el estafador Carlo Ponzi que operó en Estados Unidos en los años veinte del siglo pasado, también son pirámides, pero más sofisticadas. El fraude consiste en ofrecer rendimientos muy elevados a los inversionistas, los cuales se pagan con el dinero de los que van entrado al final del esquema. Tenemos el caso de Madoff que logró engañar a las élites financieras americanas, ofreciendo rendimientos muy altos sostenidos con las aportaciones de los nuevos inversionistas; hasta que con la crisis de 2008, los ahorradores empezaron a reclamar su dinero y fue imposible pagarles a todos. En México tuvimos  el caso de FICREA, una financiera que defraudó a miles de ahorradores y Alta Group (http://arenapublica.com/articulo/2015/10/19/4381), que ofrecía invertir en teléfonos públicos (http://eleconomista.com.mx/sistema-financiero/2016/02/05/ante-rendimiento-mayor-10-puede-tratarse-fraude). En ambos casos, garantizaban  a los inversionistas tasas de rendimientos de más de dos y media veces de lo que ofrecen  opciones legales como bancos o los CETES gubernamentales, ninguna inversión en una institución legítima da esos rendimientos garantizados.

Desafortunadamente los defraudadores se aprovechan de la necesidad de la gente, de la ilusión de ganar dinero sin trabajar y de la facilidad aparente para conseguir dinero. En el caso de las pirámides como los “Telares” y las “Flores”, además lo envuelven en un paquete New Age que resulta atractivo. En el caso de los esquemas Ponzi, se engaña a la gente ofreciendo rendimientos extraordinarios a través de agresivos promotores. Cuida tus ahorros que los has obtenido con mucho trabajo, no te dejes engañar.

http://octaviodiazgl.blogspot.mx/   http://heraldo.mx/tag/todo-terreno/   Correo: odiazgl@gmail.com