Francisco Gómez. Foto: Pascual Maceira.- El Heraldo de León

Los Tigres de la UANL, vinieron y maniataron al León en su propio estadio y le ganaron por 1-0 para llevarse la ventaja, luego del primer capítulo de semifinales del Apertura 2016 de la Liga MX.
El resultado tiene en la lona a La Fiera que tendrá que ir al Volcán a marcar dos goles y obligar a los norteños a hacerles dos, pues un empate global por dos goles o más le dará el boleto a los Verdes.
Fue André-Pierre Gignac con un golazo, quien le dio la ventaja a los ‘felinos’ del Norte que aprovecharon un gran contragolpe que el francés con un gran recorte convirtió en gol.
Se notó la ausencia del colombiano Alexander Mejía, lesionado, pues aunque La Fiera arrancó el partido con más posesión de balón, poco a poco Tigres inclinó la balanza a su favor y generó mucho peligro ante la meta de Yarbrough.
Mauro Boselli y Novaretti, tuvieron dos remates peligrosos en el arranque del encuentro, pero no pudieron definir, pero los norteños respondieron con Gignac, Jesús Dueñas y Aquino.
En la recta final del primer lapso, el León anotó por conducto de Germán Cano, pero fue asistido por un adelantado Mauro Boselli y el árbitro Paul Delgadillo anuló correctamente. Así se fueron al descanso con el 0-0 en el parcial.

ZARPAZO DE TIGRES
Para el segundo lapso, Tigres que ya controlaba las acciones, recuperando balones en medio campo y mostrando peligrosidad en su zona de ataque, concretó un gran contragolpe y tomaron la ventaja.
Y es que, Ismael Sosa agarró un balón en tres cuartos, corrió a velocidad y vio el movimiento de Gignac que recortó a Novaretti a su derecha y con potente tiro cruzado, superó el lance de Yarbrough para el 0-1 a favor de Tigres al 55’.
Pero cuatro minutos más tarde, se presentó la opción para Boselli, que sin embargo, solo en el área, abanicó de cabeza un excelente desborde y centro de Fernando Navarro desde la derecha.
Luego el partido fue de ida y vuelta, pues ambos equipos tuvieron sus oportunidades, La Fiera se fue con todo al abordaje y Tigres era muy peligroso con la velocidad de Jürgen Damm y Javier Aquino.
Torrente, hizo ajustes ofensivos y mandó al campo a Maxi Morález, Burbano y Cuevas, pero fueron nulificados y no gravitaron en ataque.
Al 77’, Boselli le marcó el movimiento a Navarro que le sirvió el balón y el argentino disparó de media vuelta, pero a la colocación de Nahuel Guzmán que otra vez puso a temblar a su gente, pues el balón se le fue por en medio de los pies, pero supo recomponer.
Un minuto más tarde, Navarro recortó fuera del área y remató incómodo, pero Nahuel se tendió bien a su derecha y contuvo el balón.
En la recta final, Aquino, Damm, Sosa y compañía no tuvieron tranquilidad para matar a los Verdes y desperdiciaron claros contragolpes con superioridad numérica. Al final, el árbitro pitó el final y Tigres se lleva la ventaja.