Los gobiernos se endeudan porque no asumirán estos compromisos, sino que se los heredarán a la administración siguiente, por ello es que urge que se legisle para que se les amarren las manos, y sólo asuman las deudas que puedan afrontar durante el tiempo que dure su mandato, apuntó el economista Joel Martínez.
“El factor de los estados y la deuda, es que algunos están excesivamente endeudados; muchos de los gobiernos han obtenido créditos o emisiones de bonos poniendo como colateral o garantía, los ingresos que tienen de las participaciones de Gobierno Federal y eso provoca que ya no tengan mucha capacidad de endeudarse, tal es el caso de estados como Veracruz, Coahuila, Chihuahua, que están excesivamente endeudados”, señaló.
El experto en el análisis financiero resaltó que no es malo que se endeuden, el problema radica en que lo hacen en exceso y no prevén la forma de finiquitarlo; dijo que eso sucede porque los gobiernos cambian, sólo ven cómo hacer obra o inflar la burocracia; gastan más dinero, endeudándose, porque saben que en tres o seis años saldrán de las administraciones.
“No ha habido recorte de las participaciones federales, en los datos que yo he visto, las participaciones han sido conforme lo que se plantea en la Ley de Ingresos; hay reducciones en un caso determinado y control sobre los endeudamientos que tienen los estados, y viene una legislación donde le va a amarrar las manos a la mayoría de los estados para endeudarse de manera independiente”, aclaró.
Dijo que no es posible que actualmente para endeudarse, cualquier gobernador sólo deba pedirle permiso al Congreso, y si la mayoría de los integrantes de la Cámara son del mismo partido, le autorizarán todo; ahora tendrá que pasar por el gobierno central.
“El problema de los endeudamientos de los estados no es un problema que vaya a hacer colapsar a la economía en general, sin embargo, en los estados, los gobiernos que lleguen van a tener mucho menos dinero para trabajar”, indicó.