Cientos de ciudadanos de la delegación rural de Salto de los Salado hicieron un llamado urgente a las autoridades ambientales a atender la contaminación de la presa del Niágara, la cual requiere de una maquinaria especializada para mover los desechos acumulados en el fondo del embalse.
Rita Verónica Cruz Medina, delegada municipal de Salto de los Salado, aseveró que hace 8 años se dio la última limpieza general, que ahora es todo lo contrario tras la temporada pluvial de este año que ha acarreado mucha basura y llantas que se han estancado en el embalse, agravándose con la enorme cantidad de la planta del lirio.
Por tal motivo, solicitó el apoyo real con seguimiento de las secretarías del Medio Ambiente en sus ámbitos federal y estatal para enfrentar estas contingencias que afectan la salud de decenas de familias que viven en las inmediaciones de la presa, pero el problema viene desde el cauce del Río San Pedro.
Se necesita de maquinaria adecuada, la cual no está a disposición de los habitantes de esta delegación municipal, al no contar con los recursos para rentarla y proceder a su limpieza mayor, motivo por el cual reclaman el apoyo gubernamental.
Han acudido varias dependencias para apoyar y limpiar, pero todo ha sido superficial, se requiere una máquina denominada mano de chango para remover desde el fondo y sacar el lirio que ha proliferado y que propicia el estancamiento del agua en el embalse.
Rita Verónica Cruz Medina agregó que la contaminación será preocupante mientras no se proceda a una limpieza integral; la muerte de patos, peces u otros animales persistirá si no se comprende que los desechos se mueven por el Río San Pedro que cruza la delegación Salto de los Salado y se concentra en la presa con agua estancada y apestosa.
Detalló que la contaminación viene de otro lugar y se necesita contar con el apoyo de las personas y dependencias indicadas y correspondientes para diseñar una estrategia para solucionar un problema vigente y que genera quejas permanentes de los habitantes de El Sabinal.
Las enfermedades constantes se relacionan con el salpullido en la piel de niños y adultos, si bien comentó que no se han detectado que empresas hagan descargas clandestinas en el agua del cauce del río y la presa.