Emmanuel Sánchez Nájera, presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), expresó que se debe vigilar a los legisladores para evitar que se dé la coacción del voto al interior del Congreso del Estado; lo anterior, luego de que el ex diputado perredista, Armando Acosta Rodríguez, fue uno de los beneficiados con una concesión de taxi.
Señaló que en anteriores legislaturas ha sido del conocimiento del partido del Sol Azteca que los gobiernos en turno intentaron sobornar a los legisladores perredistas para aprobar o rechazar ciertas propuestas o presupuestos; añadió que en el caso de Acosta Rodríguez, de comprobársele que incurrió en un ejercicio indebido de sus funciones para obtener una concesión, se procedería a iniciar una proceso de expulsión de la filas de dicha fuerza política.
Sánchez Nájera hizo un llamado a los partidos políticos para que sometan a análisis el actuar de sus legisladores, para evitar que incurran en actos de corrupción; añadió que en el caso del PRD hará lo propio con los ex diputados Marco Arturo Delgado Martín del Campo y Armando Acosta Rodríguez.
Informó que estos perredistas serán llamados por el Comité Directivo Estatal para cuestionarles sobre prebendas recibidas y que informen si estos beneficios tuvieron que ver con favores ofrecidos a la administración anterior.
Para finalizar, el presidente estatal del PRD refirió que en el tema de las concesiones de taxis, no basta con la revisión de documentación para otorgar o no las láminas, pues se tiene que ir al fondo: “que no nos quieran dar atole con el dedo, tienen en su poder una gran oportunidad de revisar no sólo ese tema, sino muchos más que están sumamente cuestionados”.