Leticia Rivera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 6-Sep .- Un sistema de incentivos y financiamiento que alimente las necesidades de una buena idea, desde sus primeras etapas, generaría empresas sólidas e innovadoras.
Rogelio de los Santos, presidente del Consejo del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, señaló que el ecosistema emprendedor en México aún necesita madurar.
Dijo, esto implica mayor cultura para la inversión de riesgo, formación emprendedora de niños y jóvenes las escuelas y un sistema de financiamiento en el que participe la iniciativa privada e impulse el Gobierno desde la política pública.
“Nos falta que nuestro ecosistema madure por el lado del inversionista, por el lado del emprendedor (…) el riesgo más importante en estos proyectos (emprendedores) es el financiamiento, que no se les acompañe en el financiamiento a lo largo de sus diferentes eslabones de maduración”, señaló en Foros MURAL, durante la presentación del Monitor Global de Emprendimiento (GEM) del Tec de Monterrey.
De acuerdo con el GEM, el 22 por ciento de las personas con potencial para emprender tienen miedo al fracaso.
En una economía colaborativa, como la que vivimos actualmente, los fondos de capital ángel, capital semilla, capital de riesgo, de desarrollo y de crecimiento toman mayor relevancia para la transformación de ideas en proyectos que impulsen el desarrollo económico, señaló.
De acuerdo con el experto, la esencia del acompañamiento a los emprendedores es blindar a las empresas durante la curva de aprendizaje y fortalecerlas durante cada una de las etapas de su desarrollo.