Piden mayor participación ciudadana en licitaciones de obra pública. Miguel Ángel Huízar Botello, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, sostuvo que con el propósito de darle mayor certidumbre y transparencia a la asignación de estas obras, sería benéfico introducir la figura de los testigos sociales, con lo cual se incluiría la participación de la sociedad como actor imparcial dentro de estos procesos.

Comentó que lo anterior pudiera derivar en que de alguna forma se reparta más la obra entre los constructores locales y se evitara así que haya acaparamiento, pues suele ocurrir que los gobiernos benefician a algunas empresas al asignarles una mayor cantidad de obra.

Huízar Botello destacó que el “testigo social” es una persona que tienen nociones del proceso de la obra pública y de alguna forma se le otorgan facultades para participar en los proyectos, donde representa el punto de vista ciudadano, y también estará presente en la etapa de la licitación, con la finalidad de garantizar su transparencia.

Consideró que la ley estatal tiene que ir en paralelo a la ley federal, con relación a lo que se refiere a establecer mayores mecanismos para el cuidado en la asignación de las obras y la transparencia; añadió que la figura del “testigo social” está contemplada en la ley de obra pública federal, e incluso, se encuentra bajo revisión para darle mayores atribuciones.

Finalmente, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles destacó que otra variable a tener en consideración son los capitales contables de las constructoras: “para que una empresa que ya obtuvo una licitación, tenga su capital contable comprometido con la obra, eso es bueno porque de alguna forma le va a dar oportunidad a una segunda empresa para que participe y exista un poco más de equidad en la asignación de las obras”.