El presidente de la Asociación de Migrantes Organizados, Xicoténcatl Cardona, pidió a las autoridades de migración el esclarecimiento de un grupo de nueve centroamericanos que fueron asaltados en el municipio de Cosío y que lejos de tratarlos como víctimas, aparentemente fueron deportados.
“En Aguascalientes, la criminalización de los migrantes es una lamentable realidad cotidiana”, aseguró el dirigente de los migrantes, al tiempo en que exigió que “expliquen si en efecto fueron deportados o cuál fue el destino de este grupo de nueve migrantes alcanzados por la delincuencia en el municipio de Cosío.
Lamentó que a las autoridades les resulta más fácil, sencillo y muy rápido, solicitar a las autoridades de migración, la deportación de estas personas, y para migración, lo más fácil es deportarlos y según esto así se acaba el problema, pero no es así.
Dijo que solicitarán de manera formal, información sobre el destino de este grupo de centroamericanos porque “no sabemos qué pasó con los que deportaron, fueron 58 personas en estos días no sabemos si en ese grupo iban, ese día fuimos a la ministerial y estaba una familia, era una pareja con una niña, y en ese momento fueron llevados a migración. Quisiéramos más información en este caso de migración, queremos saber qué pasó con estas 58 personas y con la familia, detenidas en Cosío, si van a testificar en contra del agresor o simplemente los deportaron, dejando a un lado la atención jurídica de la denuncia”.
Hace dos semanas, la asociación que preside se enteró del caso, no así de los detalles porque las autoridades se mantienen herméticas a la hora de solicitarles informes.
Recordó el caso del migrante que murió en Jesús María el 10 de noviembre del año pasado, lo detuvieron y amaneció muerto.
“Pedimos por escrito, fuimos con la policía y con el Ministerio Público y no encontramos ninguna información satisfactoria; le solicitamos por escrito al alcalde que nos diera una explicación para saber y conocer qué es lo que había pasado, lo único que sabemos es que la investigación está en la fiscalía y metimos queja en Derechos Humanos para que abriera una investigación de oficio”, dijo Xicoténcatl Cardona.
Lamentablemente, prevalece una actitud xenofóbica de parte de las autoridades en Aguascalientes, al grado tal que, actualmente hay dos centroamericanos en el SEMEFO, un salvadoreño que murió de cirrosis y un hondureño que murió en condiciones muy extrañas, dentro de la cárcel.
“Vi la fotografía del detenido ya sin vida, tenía un chichón en la parte frontal occipital izquierda traía sangrado de nariz y traía un raspón en la parte del mentón, como si lo hubieran golpeado, dijeron que se les cayó, luego que así lo encontraron”, por ello, es importante que las autoridades muestren más apertura e informen a la sociedad sobre este tipo de hechos, sostuvo el dirigente de la asociación de migrantes, quien estuvo presente en la conferencia de prensa del PRD el día de ayer.