Vecinos del Fraccionamiento Trojes de Alonso exigen se quite definitivamente una recicladora ubicada en esta zona, ya que resultan afectados los habitantes de las privadas Francisco Villa y Corona, indicó la señora María Antonieta Romero Muñoz, a nombre de quienes han padecido por más de dos años por las partículas contaminantes y daños que ha causado dicho negocio.
“Es una recicladora que muele plástico y metal; Medio Ambiente no nos ha hecho caso, hemos mandado escritos y no nos atienden, le dan vueltas al asunto; hace casi dos años se quemó esa recicladora y duró cerca de seis meses que olía a puro plástico quemado, el olor estaba impregnado y se contaminó el aire”, señaló la afectada.
Subrayó que el problema se ha agravado, ya que lejos de dejar de operar, incrementó el volumen del material que acopian, por lo cual temen que ante otro incidente que pueda presentarse en el lugar, la catástrofe sea mayor.
“Ahora no es sólo una columna, son como cinco de cerca de cinco metros de puro plástico, si se vuelve a quemar, toda la contaminación que va haber; ese plástico y metal son de carros y partes gruesas, están al borde de nuestro suelo y cuando llueve esas partículas de metal se van a nuestra tierra y a nuestra agua; a pocos metros de ahí está una sequía que corre agua para Jesús María; además, cerca de la recicladora está un drenaje donde está fluyendo muchísima agua sucia, se está yendo a las hortalizas de Jesús María”, indicó.
La señora María Antonieta resaltó que la salud de los habitantes aledaños a la recicladora padecen problemas de salud, por lo cual reiteran el llamado a la autoridad para que se retire este negocio; resaltó que hay árboles quemados, y que por las noches llega maquinaria pesada a quitarlos, a fin de que esta empresa siga operando.
Por su parte, el Secretario de Desarrollo Urbano Municipal, Enrique Peralta Plancarte, destacó que este negocio no cuenta con licencia, se le ha negado por ubicarse en una zona habitacional, sin embargo, detectaron que los dueños violaron los sellos de clausura, por lo cual se tomarán cartas en el asunto, incluso se hará uso de la fuerza pública en caso de ser necesario.
“El año pasado fue clausurada, se amparó ante una supuesta mala notificación, nos ordenaron notificar nuevamente, ya está clausurada, entraban por atrás y clausuramos por los dos accesos; violaron los sellos, por lo que estarán Desarrollo Urbano, Protección Civil y Seguridad Pública, para que entre los tres poner el sellado y estar al pendiente de que no los rompan nuevamente. No tienen uso de suelo y no pueden estar operando ahí; recomendamos a los vecinos ir a Semarnat e incluso a Hacienda porque no tienen licencia de funcionamiento y no deben hacerlo”, recalcó.