Más de medio centenar de comerciantes ambulantes se manifestaron ayer ante el alcalde Juan Antonio Martín del Campo, a quien le solicitaron la destitución del director de Mercados, Ismael Macías y algunos verificadores que han actuado con abuso de autoridad, sin respeto y sin sensibilidad hacia este gremio.
En representación de 400 comerciantes ambulantes de la Unión Lázaro Cárdenas, que se movilizan por la zona centro, primer y segundo anillo, su dirigente, Marco Antonio Gutiérrez denunció que la autoridad de Mercados les quita sus mercancías a los comerciantes, tengan o no permisos para desarrollar esta actividad. En este año suman unas 60 personas afectadas.
Aclaró que no tiene quejas en contra del presidente municipal, quien los ha escuchado y atendido en sus demandas, sin embargo, el problema se ha presentado con sus subordinados, como el director de Mercados, que no hace caso de las órdenes y no resuelve las peticiones de los comerciantes ambulantes de Aguascalientes.
Durante la manifestación en Palacio Municipal, el dirigente ambulante reconoció que la mitad de sus representados no tiene permisos y el resto sí cuenta con ellos, pero la gente tiene necesidad de trabajar para vender sus productos y sostener a sus familias. Lo criticable viene cuando los verificadores llegan y les quitan sus alimentos o mercancía, lo que se convierte en un despojo, en un robo, enfatizó.
Tras reclamar una audiencia con el titular del Gobierno capitalino, el presidente municipal le solicitó a su vez le presente por escrito las evidencias de las personas y de los verificadores que les han quitado indebidamente a los comerciantes sus mercancías, a fin de dar seguimiento del caso y si se justifica cesará a los funcionarios o trabajadores que hayan actuado con abuso de autoridad.
Marco Antonio Gutiérrez aseveró que no se vale que el primer edil tape al secretario del Ayuntamiento, Manuel Cortina, quien no ha ayudado a la Asociación de Comerciantes Ambulantes Lázaro Cárdenas, pero el problema central se encuentra con la Dirección de Mercados, donde Ismael Macías ha recibido documentación junto con la Contraloría Municipal para que pongan como verificadores a gente apta.
Dijo que los verificadores deben realizar su trabajo, pero anteponiendo siempre el respeto hacia las personas, sin amenazar ni arrebatar las cosas a los comerciantes ambulantes que operan con o sin permisos por los diversos puntos de la ciudad capital.
El dirigente ambulante llamó a la próxima administración municipal que encabezará Teresa Jiménez Esquivel a ser sensible con este sector, porque el comercio ambulante está dispuesto a realizar hasta huelgas de hambre para defender sus derechos de trabajar para generar el sustento a sus familias.
Los comerciantes ambulantes adscritos a la Unión Lázaro Cárdenas operan en las calles Moctezuma, andador Juárez, Galeana, Madero, primer y segundo anillo de circunvalación. También se mueven por la zona de los hospitales del seguro social, entre otros.
Por último, lamentó que los funcionarios del alcalde capitalino no le ayuden a resolver los problemas vigentes en este sector integrado por personas de trabajo y que quieren generar economía para alimentar a sus hijos.