Vialidades como Barragán y Avenida de la Convención en su cruce con Alameda aún están siendo intervenidas; restos de material, registros para servicios que no han sido concluidos, se aprecian en la vías que se esperaba fueran abiertas ya a la circulación el día de hoy.
Quienes tienen ésta como su ruta para acudir a la escuela y el trabajo piden celeridad, más aún quienes tienen sus negocios y viviendas en estas y otras calles aledañas, pues son los principales afectados con las obras.
En el caso de Gral. Barragán, se ha tendido completamente el concreto hidráulico en el tramo que comprende de la calle Narciso Mendoza a Vázquez del Mercado, sin embargo, los cruces con ambas arterias siguen sin ser intervenidos, y hay tuberías aún visibles, por lo que resulta imposible ingresar a esta parte de la vialidad, que se puede decir está ya concluida.
En el caso de Avenida de la Convención, en el cruce con Alameda, hacia el norte, hay una cuadra ya rehabilitada, no así en el sentido contrario donde el piso es de tierra y se llevan a cabo aún intervenciones antes de repavimentar.
Hoy regresa la rutina, pues quienes tuvieron la oportunidad de salir de vacaciones deben reintegrarse a sus labores escolares y de trabajo, por lo cual el flujo vehicular incrementará; estas dos arterias son vías principales, ya que en el caso de Barragán es un acceso importante de la parte norte de la ciudad hacia el centro, aledaña a esta arteria se ubican centros escolares a los cuales se complica el ingreso, y de los negocios, hay muchos que se han visto obligados a cerrar ante la poca presencia de personas.
Caso similar es el de Primer Anillo, donde no sólo se ha bloqueado el flujo vehicular en la Alameda, son varias calles alrededor las que son por el momento sólo de tránsito local, ya que desembocan a arterias cerradas por las obras, obligando a quienes circulan por éstas a tomar rutas aledañas que los desvían demasiado de su destino.
Si bien el Municipio Capital aseguró que no habrá más intervenciones en tanto no se haga entrega de las vialidades que actualmente están siendo rehabilitadas, las obras de CCAPAMA y del Gobierno del Estado se suman a la lista de las múltiples calles por las que no se puede transitar y que complican el traslado de las personas, provocando además mayor contaminación, y percances viales, ya que se cambia el sentido de las calles sin que lo conductores logren advertirlo con tiempo.