Obras públicas traerán beneficios para el sector comercio a futuro. Salvador Sebastián Mauricio, presidente de la Canaco, comentó que los mercaderes deben tener paciencia con relación a las distintas obras que se ejecutan en la actualidad, pues si bien, en este momento están perjudicando a un importante número de comerciantes, muchos de los cuales reportan una caída en sus ventas, es necesario que no se desesperen, pues una vez concluidas los resultados serán positivos.
Sostuvo que lo ideal sería que las obras quedaran concluidas en el menor tiempo posible, para lo cual ha sostenido diversas reuniones con autoridades estatales y municipales a fin de solicitarles que en todas las obras públicas se cumpla con los tiempos establecidos, evitando así demoras que puedan afectar al sector comercio en sus ingresos.
Sebastián Mauricio señaló que la remodelación de la calle Nieto es un ejemplo de una obra en la cual los comerciantes estuvieron dispuestos a realizar sacrificios, que tuvo una rápida ejecución y que en la actualidad ha traído grandes dividendos, reactivando la actividad comercial.
Por lo anterior –dijo– los mercaderes que están siendo afectados deben buscar la forma de sobrevivir mientras concluyen las obras, buscando otras alternativas para colocar sus productos, como la participación en expos comerciales o la apertura temporal de otro punto de venta.
Por último, el presidente de la Canaco precisó que las obras públicas que se están ejecutando traen consigo afectaciones porque causan molestias para el consumidor, al cual se le dificulta el poder trasladarse a distintos puntos de la ciudad, sin embargo, se debe reconocer que es una inversión que una vez concluida favorecerá al sector.