MONTERREY, NL 18-Jul .- Ricardo Ferretti cree que la regla 10/8 que elimina el número de extranjeros por equipo beneficiará al balompié mexicano, pero sobre todo a los aficionados, por lo que habrá que adaptarse.

“Vamos a tener que adaptarnos a una situación y casi (hacerlo) como en la Unión Europea, que a nadie le importa si eres mexicano, si eres francés o italiano, a nadie le importa, lo que quieren es ver futbol, ver a su equipo”, explicó el técnico de Tigres.

El “Tuca” agregó que el futbolista mexicano tiene que estar mucho más preparado desde sus inicios, pero también los clubes deben prestar atención a la formación de jugadores, pues “son el futuro de la Selección”.

“Es una obligación de los equipos trabajar mucho mejor en sus fuerzas básicas”, aseguró.

El entrenador puso como ejemplos a Pumas, Pachuca y Atlas, como los equipos que desde que él llegó al futbol mexicano ha visto que se enfocan más en los jóvenes.

“Todos deberíamos estar inmiscuidos en este asunto de producir mejores jugadores y con esto tratar de evitar traer jugadores de otro lado”, aseveró el brasileño.

Ferretti puso a la Liga española como ejemplo de gestión, ya que cuando España ingresó a la Unión Europea y se eliminó el límite de futbolistas comunitarios, los clubes siguieron produciendo jugadores locales.

“También trabajaron muy bien sus fuerzas básicas y lograron llegar al tope del futbol mundial, eso es lo que nosotros también tenemos que hacer, trabajar abajo y, naturalmente, con la cantidad de extranjeros, va haber una competencia y cada entrenador tomará sus decisiones”, explicó el “Tuca”.

En ninguna Liga de un país perteneciente a la UE hay límite de comunitarios, aunque sí de extracomunitarios, salvo Inglaterra (que no ha cambiado su regulación tras el Brexit) y Alemania.