Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Sep .- Luego de haber contratado a 500 nuevos asesores en el último año, el Senado pretende incrementar ese gasto en más de 42 por ciento para 2017.
De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos, los legisladores buscan que el rubro  “Remuneraciones al personal de carácter transitorio” pase de 757.15 millones de pesos, en 2016, a más de mil millones de pesos para el próximo año.
Si los diputados aprueban la petición, los senadores gastarán más de 323 millones de pesos adicionales en esos contratos.
A esos contratos se suma un incremento de 10.48 por ciento en otro tipo de asesorías, como los servicios profesionales, científicos y técnicos, que pasarían de 137.93 millones a 152.38 millones de pesos en 2017.
En la suma de Servicios Personales, los senadores pretenden conseguir un incremento de 17.49 por ciento, pues ese renglón pasaría de 2 mil 484.8 millones de pesos a 2 mil 919.6 millones.
La diferencia es de 434.8 millones de pesos, en términos nominales.
En ese apartado, los senadores solicitaron un aumento de 16.45 por ciento para el pago de estímulos, que pasarían de 142.13 millones a 165.52 millones de pesos.
En total, el Senado pidió a la Cámara baja elevar su gasto en 7.68 por ciento, es decir, 4.68 por ciento más que la inflación proyectada para el próximo año.
De avalarse el proyecto, la Cámara alta costaría al bolsillo de los mexicanos 4 mil 721 millones de pesos, es decir, 339.77 millones adicionales a lo que disponen para 2016.
Por otro lado, luego de haber recibido formalmente su nueva sede, el Senado prevé nuevas inversiones físicas, para lo que pidieron un aumento de 940 por ciento en comparación con 2016.
Para este año, los diputados autorizaron al Senado sólo 3.84 millones de pesos, y para 2017 pidieron 39.95 millones.
El único concepto que registra una reducción de 132.7 millones de pesos es el gasto de operación, que pasaría de mil 919 millones a mil 787 millones.