El secretario de Seguridad Púbica del Estado, General Eduardo Bahena Pineda, pidió licencia ayer, sin goce de sueldo, por 15 días, porque dice estar agotado.

Sin embargo, el propio funcionario dijo, además, que busca alejarse de la Secretaría, porque no quiere ser factor de golpeteo a su jefe, el gobernador del Estado, por parte de un “comunicador radiofónico” quien recibiría dinero a cambio de atacar su imagen, por lo que decidió retirarse unos días del cargo.

-¿Pidió licencia?

-“Una licencia sin goce de sueldo; se da porque lo necesito y además quiero aprovechar este periodo,  después de estos días que fueron muy pesados (Feria Nacional de San Marcos) y atender asuntos muy personales”.

Agregó además que, “también quiero evitar que un radio-comunicador esté agrediendo al Estado a través de mi persona, prefiero retirarme. Me lo dijo: ‘Me pagaron para agredirlo’ (entonces) prefiero retirarme, dejo de ser funcionario, obtengo una licencia y ya no va a seguir agrediendo a mi Gobierno y a mi gobernador”, explicó el general durante una conferencia de prensa a la que citó de último momento en donde habría de dar datos sobre el resultado del operativo de seguridad de la Feria Nacional de San Marcos.

Dijo que está solicitando 15 días a partir del 16 de mayo al 31 de mayo, “si la ley no me lo permite, pues será el tiempo que me permita la ley, pero tengo entendido que es un mes, lo que quiero es no ser un motivo de agresión al gobernador y a mi Gobierno, al Gobierno al que pertenezco, prefiero hacerlo y retirarme de este escenario”.

Después aclaró que la seguridad de Aguascalientes no depende de una sola persona, “hay un grupo de generales que se quedan” en la atención de los operativos para preservar la seguridad en la entidad.

Luego informó que fueron detenidas 1,743 personas, de las cuales 1,710 se hicieron acreedoras a ser detenidas por cometer faltas administrativas menores. Sólo se tienen 31 personas que debieron ser remitidas al Agente del Ministerio Público del Fuero Común y 2 que incurrieron en la posible comisión de delitos federales, por lo que fueron enviados a la PGR.

Durante la Feria no se permitió que absolutamente ninguna persona civil portara armas, aún y con que se contara con permiso para ello, por lo que quienes fueron detectados se les desarmó y se les presentó ante la autoridad federal para que se verificara su situación.

Finalmente, destacó la activa participación de 2 mil 500 elementos de los tres niveles de gobierno que contaron con la decidida participación del Ejército Mexicano.