Pide el alcalde de Jesús María, Antonio Arámbula López, mayor apoyo del Mando Único, a fin de mantener el clima de seguridad en los habitantes del municipio; señaló que el Nuevo Sistema Penal Acusatorio favorece el que los delincuentes queden libres en poco tiempo, por lo que de nada sirven los esfuerzos de los uniformados por detenerlos, y las denuncias de los afectados.

“Hay fallas en el sistema, pero no todo está mal, creo que aquí los policías sí me hacen caso, aquí he puesto correctivos, he corrido policías que no son dignos de llevar el uniforme, y han salido; va a seguir saliendo el que sea necesario que salga. Creo también que los policías hacen su labor, agarran a los delincuentes, se ponen las denuncias, y el Nuevo Sistema Penal es muy condescendiente con muchos delincuentes; el sistema les da el beneficio de ser inocente hasta que se demuestre lo contrario”, resaltó.

Sin embargo, el primer edil lamentó que se promueva la conciliación antes que ingresarlos al penal, y que se fomente el diálogo y acuerdo entre partes antes de determinar un posible castigo a los delincuentes, por lo que se debe modificar, ya que de otro modo no se terminará con los delitos del fuero común.

“Es cuestión del sistema, no de los cuerpos policiacos, ni de los que hacen que se cumpla la Ley, así le da preferencia al diálogo y a la conciliación; si se quiere ser más duro, se tendrá que poner en la Ley porque hasta ahorita eso es lo que estipula. Sin embargo, creo que deberíamos de buscar correctivos más eficaces, puesto que hasta ahorita son pocos a los que se les da un correctivo como la aprehensión o las multas. Debemos ser más audaces en saber imponer correctivos más a tiempo, más pronto y más efectivos”, recalcó.

Incluso Arámbula López puntualizó que para muchos policías resulta frustrante detener a los delincuentes, y que más tarden en presentarlos cuando ya están afuera y delinquiendo nuevamente en las calles.

“A muchos sí les causa impotencia, pero más que al elemento policiaco, a la sociedad, porque ven que lo agarraron; no sabe que ya lo presentaron ante el juez, no sabe que el juez ya dialogó, que ya lo encararon, le dieron libertad bajo caución, o lo que marca la Ley; simplemente lo vuelve a ver en la calle a los dos o tres días; causa afección a la ciudadanía”, puntualizó.