Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 24-May .- El IMSS propuso a médicos y enfermeras aplazar su jubilación cinco años a cambio de recibir un bono único o incentivos de entre 650 mil y 850 mil pesos.
La medida representaría un ahorro para la institución de más de mil millones de pesos anuales en jubilaciones, señaló Mikel Arriola, director del IMSS, en conferencia por los primeros 100 días de su gestión.
Así, al año los médicos recibirían 1.7 veces su salario y las enfermeras 2.5 veces sus percepciones, aseguró.
“Lo que se plantea es aplazar el momento en que se actualiza la obligación del IMSS para pagar una pensión en el personal donde se registra la principal deuda del IMSS, que es personal médico y enfermeras”, señaló.
Este arreglo beneficia a los trabajadores porque, en vez de recibir entre 60 y 80 por ciento de su salario como pensión, obtienen su salario completo más el bono, detalló en entrevista David Palacios, director de Administración del IMSS.
Para el instituto, la medida implica ahorros porque, en lugar de pagar una pensión más el salario de un médico nuevo, sólo tiene que pagar un salario y el bono único.