El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez exhortó a la población interesada en invertir su dinero en alguna caja de ahorro que ofrezca atractivas tasas de interés, a investigarlas previamente para asegurarse de que salvaguardarán su patrimonio y que no desaparecerá de la noche a la mañana.
Actualmente, informó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores tiene un registro de aproximadamente 640 cajas de ahorro, conocidas como sociedades cooperativas de ahorro y préstamo o sociedades financieras populares, donde se continúa con el trabajo de regularización de esos prestadores de servicios financieros.
Recomendó precaución a las personas que quieren solicitar un crédito o ahorrar en alguna caja popular; es indispensable investigar si están regularizadas y si les cubrirá algún fondo de contingencia en caso de un problema que tenga la caja popular en caso de que fuera revocada o liquidada, esto con la finalidad de garantizar que recuperarían sus ahorros.
En Aguascalientes operan sucursales de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo como la Caja Popular Mexicana y la Caja Real del Potosí.
En entrevista con El Heraldo, el subdelegado Ignacio Villanueva Chávez invitó a la población a que en caso de tener alguna duda sobre las cajas de ahorro, acercarse a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros para ser auxiliado.
Aparte, recomendó que nadie debe depositar todo o parte de su dinero en una sola caja de ahorro, no confíen cuando se les ofrecen altas tasas de interés, ya que estas suelen llamar la atención de los usuarios para invertir ahí sus ahorros porque les ofrecen posiblemente un 10, 11 ó 12% anual, arriesgándose a no volver a ver sus dineros, pues esos centros desaparecen de un día para otro o bien cometen fraudes y entran en procesos de liquidación.
Luego explicó que hay cajas de ahorro denominadas de nivel básico, cuyo capital asciende a 2.5 millones de UDIS, y aunque están registradas ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, no necesitan de la autorización de este mismo órgano para operar dado su tamaño chico.
La CNBV tiene autorizadas a 149 cajas de ahorro acorde a su tamaño grande, detalló el subdelegado de la Condusef.
Ignacio Villanueva Chávez precisó que los participantes de las cajas de ahorro o cooperativa de ahorro y préstamo son socios, quienes realizan una aportación social para ser miembro de aquéllas, y de esta manera recibir sus dividendos o créditos preferenciales, entre otras.
Respecto a las cajas de ahorro básicas y todas aquéllas que no están registradas ni autorizadas por la CNBV, insistió que la población debe tomar sus providencias, pues no tienen un seguro de garantía en caso de enfrentar alguna contingencia.
Las únicas que tienen garantizadas un seguro son las autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, donde la garantía alcanza hasta los 25 mil UDIS que suman alrededor de casi 130 mil pesos, indicó.
Esto, porque con frecuencia se han registrado casos de intervenciones de cajas de ahorro que actuaron fuera de la ley y que ocasionaron pérdidas de patrimonios de personas que le apostaron a altas tasas de interés y depositaron todos sus ahorros, quedándose sin nada tras la desaparición de esas instancias financieras, concluyó.