CDMX.- Si a Justin Bieber le molesta que sus fans lloren y griten, a CD9 le ocurre todo lo contrario, pues adoran que sus “coders” se descontrolen en sus presentaciones.
“Ver a una «coder» llorar jamás lo podríamos tomar como un berrinche porque nosotros sabemos que están muy emocionadas o muy contentas, y eso es algo que a nosotros nos encanta.
“Al final, para eso son los conciertos: para que saquen toda esa emoción y para que podamos cantar, bailar y desatarnos juntos un rato. Eso nos encanta, que nos griten a que sólo te estén viendo”, señaló Alonso.
Esa sensación que tanto les gusta a él y a sus compañeros, Jos, Freddy, Bryan y Alan, la vivirán este 26 de noviembre en la Arena Ciudad de México, lugar que pisarán por tercera ocasión.
Ahí arrancarán el Revolution Tour, homónimo a su más reciente álbum, a la venta ya, que es una nueva edición de “Evolution” pero con temas inéditos y hasta un documental. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)