Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 23-May .- El Presidente Municipal de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez, pidió que el Gobierno federal, del mismo modo como ocurrió en Ciudad Juárez, implemente un plan de rescate integral del puerto, que tan sólo el primer año implicaría recursos por 15 mil millones de pesos.
En una conferencia de prensa ofrecida en la Cámara de Diputados, a donde acudió para cabildear su propuesta, el Alcalde aseguró que el principal problema que enfrenta el puerto es la inseguridad pública y que ésta no se va a resolver si no se atienden los problemas sociales que la generan, que son la pobreza, la marginación y la falta de empleo.
La mayor parte de los recursos económicos que hasta el momento se han canalizado al municipio, expuso, han estado enfocados a atender los problemas de la Policía y sólo una mínima cantidad ha tenido un enfoque social y se han encaminado a la restauración del tejido social.
“Necesitamos avanzar en un tema que es fundamental para el Acapulco del mañana, que es el fortalecimiento del tejido social, que es el fortalecimiento de la generación de empleos, de fomentar, de construir la ruta de bienestar que pueda mermar los índices de pobreza, de marginación y, por supuesto, la causas que generan la violencia y la delincuencia”, aseveró.
Velázquez dijo que este rescate podría ser similar a la que estrategia ?Todos somos Juárez?, que a partir de 2010 se implementó en esa ciudad fronteriza y que permitió revertir los altos índices de violencia que sufría esa localidad.
Los 15 mil millones de pesos, explicó, entre otras cosas, servirían para otorgar créditos blandos a los hoteleros y operadores de los servicios turísticos con el propósito de incentivar la economía, así como invertir en programas sociales y de mejoramiento del entorno urbano.
Acompañado del Presidente de la Cámara de Diputados, el también perredista Jesús Zambrano, el Alcalde sostuvo que en el aspecto policiaco y operativo, está trabajando de manera coordinada con el estado y la federación para depurar la corporación a su mando.
De los mil 900 elementos con los que cuenta, detalló, 600 ya han sido certificados bajo la aprobación de las pruebas de control y confianza, mil 200 están en ese proceso y la mayoría ya pasó por dos de los cinco exámenes, en tanto que 100 están en incapacidad permanente.
Quienes no aprueben los exámenes y tengan acusaciones de tipo penal, dijo, serán puestos a disposición de las autoridades, en tanto que aquellos que no logren la certificación serán liquidados o bien comisionados a realizar tareas no operativas.
Sobre la acusación del ex Secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Alfredo Álvarez, en el sentido de que la Policía municipal no es controlada por el crimen organizado sino que ella misma es el crimen organizado, Velázquez mencionó que le corresponde al Alcalde que en ese momento estaba en el Ayuntamiento (Luis Walton, de 2012 a 2015) responder a esa acusación.