Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los daños que genera el exceso de peso no distinguen sexo, sin embargo, por cada hombre que es sometido a cirugía bariátrica, cuatro mujeres recurren a esta intervención indicada para las personas con obesidad extrema.
Francisco José Campos, coordinador del programa quirúrgico para la obesidad del Gobierno de la Ciudad de México, reportó que en el Hospital General Rubén Leñero y el Hospital General de Tláhuac de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México se realizan entre 400 y 500 cirugías bariátricas al año, la mayoría en mujeres.
“Hay más mujeres obesas que hombres. Ellas solicitan más atención médica que los hombres porque la mujer empieza a tener cambios en su figura”, explicó en entrevista.
De acuerdo con la Ensanut 2012, en México el 26.8 por ciento de los hombres presenta obesidad y en las mujeres la cifra asciende a 37.5 por ciento.
Explicó que las cirugías bariátricas más comunes en los hospitales del GCMXDF son el bypass gástrico para reducir el tamaño del estómago y modificar el intestino, y la manga gástrica, que implica extirpar una porción amplia del estómago.
También se realiza la colocación de balones intragástricos que se utilizan para ayudar al paciente a perder peso antes de la cirugía bariátrica y disminuir los riesgos.