Estar muy próximos a Estados Unidos es natural que en México se acostumbre disponer encuestas para todo, sea de tipo comercial, bancario, sobre las afores, de cómo observa la sociedad el desempeño de cada nivel de gobierno y de los funcionarios, en materia de religión, de los niños y jóvenes y todo aquello que – presuntamente – sirve para formar y enlazar opinión.

Por lo anterior no debe sorprender que el momento que se vive en Aguascalientes, tempranamente aparezcan encuestas que señalan el lugar que ocupan los aspirantes al gobierno del estado, lo que en términos generales no pasa de ser un buen deseo de quienes ordenaron la investigación, ya que ni siquiera arrancan las campañas, por lo que el grueso de los ciudadanos desconoce las propuestas que harán.

Hay que tener cuidado con lo que se trata de “vender”, no sea que ocurra lo que con Héctor Astudillo Flores, candidato del PRI al gobierno de Guerrero en 2005, que según las encuestas tenía una ventaja considerable sobre Zeferino Torreblanca Galindo, candidato del PRD, incluso poco antes de cerrar las campañas llevaba 8 puntos arriba, por lo que era cuestión de días para que se diera su triunfo, sin embargo Torreblanca ganó por 20 puntos sobre Astudillo, echando por tierra todo lo que se había propalado y se convirtió en titular del Ejecutivo de 2005 a 2011.

La etapa que se vive es de diálogo con los militantes, en que cada uno de los precandidatos exponen los proyectos que tienen en apego a lo que ordena los programas de acción de cada partido, y una vez que reciban la acreditación como candidatos entrarán al proceso abierto con los ciudadanos en general, en la búsqueda de convencer que su plan de gobierno es el que mejor conviene para la colectividad y que se ajusta a las particularidades de cada sector.

Algunos analistas señalan que hay encuestas que tratan de inducir el voto y posesionar a un candidato, dirigiéndolo a los indecisos y aún a seguidores de los demás candidatos, que son los que no quieren quedarse fuera de la masa triunfadora o ser marcados como perdedores, por lo que sugieren que antes de adoptar una decisión el ciudadano debe tomar en cuenta quién es la empresa encuestadora y cuál ha sido su grado de aciertos; cómo se hicieron las preguntas, si fue casa por casa, por teléfono o por vía electrónica; la edad de los encuestados, si son mujeres u hombres, su oficio y nivel de escolaridad y el rango económico al que pertenecen, etc., sin olvidar el margen de error del sondeo.

Sólo así se podrá considerar que puede haber alguna cercanía con lo que piensan y esperan los votantes, sin olvidarse que a diferencia de los estadounidenses, en México es ancestral la desconfianza con este tipo de estudios, por lo que mientras en el vecino país es una “radiografía” más creíble, entre los mexicanos se acepta con asteriscos, en virtud que quienes responden a las preguntas no siempre es lo que van a hacer ante las urnas.

Más allá de lo que confiesen en las encuestas, los electores deben estar atentos a lo que planteen los aspirantes para irse fijando un criterio de cómo votarán, que debe ser lo que más favorezca a Aguascalientes, para ello se debe tener presente la trayectoria política y administrativa de cada quien y los resultados que ha tenido en sus encomiendas. Votar no es sólo ir a la casilla y cruzar las boletas, sino que constituye una de las más grandes responsabilidades cívicas que tiene un ciudadano, ya que de su voto depende su propio futuro.

Por ello se tiene que leer, escuchar, analizar y sopesar lo que se ofrece en el tenderete electoral, lo que en términos generales es contribuir con la democracia, alfa y omega de la vida asociada.

TRANSPARENTAR FERRONALES

En un esfuerzo más porque la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informe sobre el estado actual de la liquidación de Ferrocarriles Nacionales de México, la bancada del PRD en el Senado de la República solicitó el expediente correspondiente al segundo semestre de 2015.

Al ser Aguascalientes una de las ciudades donde radican cerca de cuatro mil jubilados y pensionados de Ferronales, la noticia adquiere importancia, ya que se desconoce con qué recursos se cuenta para el pago de sus alcances económicos, que es una demanda reiterada.

La vicecoordinadora del grupo senatorial perredista, Dolores Padierna, solicitó a la Auditoría Superior de la Federación iniciar una revisión sobre el manejo de los recursos y que en un plazo máximo de 15 días, la SCT entregue el informe completo sobre la liquidación de la empresa.

Del mismo modo, que el Instituto Nacional de Acceso a la Información revise la clasificación realizada por la SCT por un plazo de 10 años al informe de la desaparecida paraestatal, por consiguiente, indicó la legisladora a través de la Gaceta Parlamentaria, “de resultar una violación al derecho a la información, solicitamos que se inicien los procedimientos administrativos a los que haya lugar”.

Sostiene que la reserva impuesta por la dependencia vulnera la máxima publicidad de la función pública y considera que “la manera en la que el gobierno ha buscado deshacerse de Ferronales, es preocupante, pero más aún dejar de lado los derechos de los jubilados para favorecer un posible acuerdo con el sindicato encabezado por el priísta Víctor Flores”.

Por esa razón, refiere la senadora Padierna, debe transparentarse la información de la liquidación para estar en posibilidades de respetar los derechos que deriven de este proceso, y en su caso, fincar responsabilidades a las que haya lugar por esta opacidad.

Pues ojalá que tenga más suerte que los ex senadores Jesús Ortega Martínez (PRD) y Alfredo Martín Reyes Velázquez (PAN), que en su tiempo exigieron algo similar sin haber obtenido respuesta, misma que exigen los ex trabajadores y que no encuentran eco en el sindicato, a cargo de Víctor Félix Flores Morales desde 1995.

SENTIDOS DECESOS

El pasado 9 de febrero falleció el profesor Oscar Vivas Martínez, originario de Yucatán y radicado en Aguascalientes desde sus primeros años, en donde hizo su carrera profesional. Fue director de la Secundaria Estatal “Edmundo Gámez Orozco” y que luego se convirtió en secundaria técnica, de la que también fue director, haciendo de ella una institución respetable en el medio educativo. Entre otros cargos que ocupó fue la de supervisor de educación básica y que mantuvo hasta el final de sus días. Un saludo fraternal para sus hijos Oscar, Guillermo y Gilda y ojalá que en su ejemplo encuentren la resignación que en estos momentos necesitan.

Por su parte, el día 10 murió el ingeniero Alejandro Herrera Álvarez, padre del senador Fernando Herrera Ávila, actual coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en el Senado de la República, por lo que recibió las condolencias de los liderazgos nacional y local de su partido, del gobernador de Aguascalientes y el presidente municipal de la capital, además de quienes tuvieron una relación de amistad y profesional con el ingeniero Herrera. Vaya un abrazo para Fernando, su señora madre, sus hermanos y demás familiares y que tengan presente el modelo de vida que les dio.

Y ayer dejó de existir la profesora Esperanza Ramos Rodríguez, sus restos fueron velados en la Funeraria La Gloria y este día a las 10:00 Hrs. Será la misa de cuerpo presente en el templo de La Purísima, descanse en paz.