Prof. Flaviano Jiménez Jiménez

En el caso de Aguascalientes, sólo han sido evaluados maestros frente agrupo; con muy buenos resultados por cierto. En las próximas evaluaciones, que se llevarán a cabo de septiembre a noviembre de este año 2016, aparte de docentes, también serán evaluados directores y supervisores, de quienes se esperan mejores resultados.
¿En qué será evaluado un director? En el desempeño de sus funciones de acuerdo con el perfil que la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), han establecido para él en el contexto de la Reforma Educativa. En primera instancia, se verificará si el director conoce la escuela y el trabajo en el aula, así como las formas de organización y funcionamiento escolar para lograr que todos los alumnos aprendan. Para ello, tendrá que presentar evidencias de la articulación de acciones en torno a los propósitos educativos y la forma en que logra que todos los integrantes de la comunidad escolar participen; asimismo, debe presentar evidencias de las estrategias que implementa para que se cumpla la normalidad mínima en la operación de la escuela. En el siguiente apartado, el director demostrará con hechos una gestión eficaz para la mejora del trabajo en el aula y los resultados educativos de la escuela; presentando el diagnóstico de la situación educativa de su escuela al inicio del ciclo lectivo; logros en los aprendizajes alcanzados por los alumnos al término del año y las áreas de mejora en el trabajo escolar; la organización escolar que se tiene para orientar el proceso educativo hacia la mejora permanente; el diseño e implementación de estrategias para garantizar que el tiempo escolar se destina en los aprendizajes de los alumnos; análisis de los resultados de las evaluaciones con miras a mejorar la práctica docente y el aprendizaje de los educandos; y, entre otros, la aplicación de estrategias para atender a los alumnos con riesgo de reprobación, rezago o deserción escolar. En lo referente a que el director asume y promueve los principios éticos y los fundamentos legales inherentes a su función y al trabajo educativo, con el fin de asegurar el derecho de los alumnos a una educación de calidad. En este caso, el director presentará evidencias acerca del desarrollo de actividades que promuevan los derechos de niñas y niños para acceder a una educación de calidad, permanecer en la escuela, aprender y concluir oportunamente su educación en el nivel correspondiente. Y, en otro rubro de su evaluación, el director hará constar que reconoce el contexto social y cultural de la escuela y establece relaciones de colaboración con la comunidad, la zona escolar y otras instancias para enriquecer la tarea educativa. Para cumplir con este perfil, debe establecer acciones de vinculación entre la escuela y la comunidad con el fin de mejorar los aprendizajes de los alumnos; gestionar la colaboración de distintas instancias de gobierno y de la sociedad civil para ampliar las oportunidades de aprendizaje de los educandos; y proponer acciones dentro del Consejo Técnico Escolar para dar cumplimiento a la normalidad mínima en el funcionamiento de la escuela y a otras prioridades de la educación básica. Lo anterior implica que el director de escuela debe o tiene que estar en constante actualización sobre las cuestiones académicas para poder orientar a maestras y maestros, de su escuela, en la mejora de la práctica docente; de igual manera, tiene que conocer las normas que rigen el sistema educativo para su observancia; y documentarse acerca de la gestión escolar que se requiere en los tiempos actuales para garantizar educación de calidad, con la participación de todos los interesados en la materia.
Estos aspectos de la evaluación están fundamentados en la Ley General del Servicio Profesional Docente, la cual establece que el “Director es aquel que realiza la planeación, programación, coordinación, ejecución y evaluación de las tareas para el funcionamiento de la escuela, de conformidad con el marco jurídico y administrativo aplicable, y tiene la responsabilidad de generar un ambiente escolar conducente al aprendizaje; organizar, apoyar y motivar a los docentes en la realización de actividades efectivas; dirigir los procesos de mejora continua del plantel; propiciar la comunicación fluida de la escuela con los padres de familia, tutores u otros agentes de participación comunitaria y desarrollar las demás tareas que sean necesarias para que se logren los aprendizajes esperados”. Señor director, se le sugiere organizar su portafolio de evidencias.