A la parroquia de Nuestra Señora de los Bosques arribó la pareja de esposos formada por Ignacio Villalobos y María Dolores Perales, quienes renovaron sus votos matrimoniales.
Cincuenta años de amor verdadero son los que siguen uniendo a la pareja de esposos, motivo por el que se postraron frente a la imagen del Creador para manifestar su gratitud por las infinitas bendiciones que han recibido a lo largo de todo ese tiempo, además de pedirle, les conceda la dicha de continuar unidos y gozar de la presencia de sus seres queridos.
Durante la ceremonia, la pareja compartió emotivos momentos con sus allegados, especialmente con sus hijos: Ignacio, Gerardo de Jesús, María Dolores y María Angélica, quienes también agradecieron a Dios el haberles permitido nacer y crecer en un hogar donde ha perdurado la unión familiar, el amor, el cariño y el cuidado, teniendo el ejemplo de sus padres.
Para festejar sus Bodas de Oro, Ignacio y María Dolores ofrecieron elegante recepción en el salón San Marcos del Hotel Marrito, donde se hicieron acompañar de sus familiares y amigos más cercanos.