Un hombre dejó unas veladoras prendidas junto a un altar, las cuales provocaron un incendio y el fuego consumió sus pocas pertenencias, guardadas en un cuarto que rentaba.
Fue el domingo aproximadamente a las 15:35 horas, cuando se reportó a los servicios de emergencia un incendio en un domicilio ubicado en la calle David Reynoso No. 422 del fraccionamiento San Marcos.
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron Bomberos Municipales y personal de Protección Civil Municipal, en las unidades UE-37, UE-01, UE-25 y UE-33; así como varias patrullas de la Policía Preventiva.
Se señaló que el incendio se originaba en un pequeño cuarto que rentaba un hombre identificado como José de Jesús “N” “N”, de 60 años, quien al momento de los hechos no se encontraba en el lugar.
Los Bomberos Municipales procedieron a sofocar el incendio, labor que duró varios minutos.
Una vez que el siniestro quedó completamente controlado, se estableció que el fuego consumió en su totalidad un sofá, una mesa, un buró, una grabadora y ropa varia, entre otros objetos.
Los Bomberos Municipales afirmaron que el incendio fue originado por dos veladoras prendidas, que había junto a un altar religioso.
Cabe destacar, que el señor José de Jesús rentaba el cuarto siniestrado a una mujer de nombre María de Jesús Acosta González, de 62 años.
La propietaria de la finca informó que ya en ocasiones anteriores había advertido a José de Jesús “N” que cuando saliera, apagara las veladoras porque podía provocar un incendio. El hombre no hizo caso de la advertencia, y ayer por la tarde ocurrió la desgracia.