Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Jun.- Estudiantes de la UNAM manifestaron preocupación y temor por la inseguridad que perciben en Ciudad Universitaria, donde en los últimos meses se ha registrado la muerte de tres estudiantes.
“Tengo preocupación por lo que está pasando; se supone que aquí debemos sentirnos seguros pero no es así, de hecho mis papás me dijeron: ‘ya no vayas en estos días’, pero ahorita estamos en exámenes finales y no puedo faltar”, expresó Lizett, estudiante de Derecho.
“Por Las Islas y por Los Bigotes siempre hay personas que están fumando mota, pero no les dicen nada, ya incluso una vez tuve que echarme a correr porque uno de esos tipos me empezó a seguir”, añadió una estudiante de Ciencias.
“Los frontones es un lugar horrible, se vende droga y además está cerca el camino verde, donde hay muy poca vigilancia, muy poca gente, y se dan muchas agresiones”, añadió Eduardo, estudiante de la Facultad de Contaduría.
“En algunas partes es muy deficiente (la seguridad), en la zona de Los Frontones es muy bien sabido que se ponen a vender drogas durante el semestre y en las vacaciones, y siento que la vigilancia no hace presencia como debería de ser, nada más dan rondines con coches y ya, pero nunca he visto que tomen acciones fuertes contra ellos”, opinó Julio de cuarto semestre de la Facultad de Ingeniería.
Otros estudiantes consideran que la falta de iluminación, carencia de vigilancia en áreas verdes, y la permisión de consumo de alcohol y drogas, propician la comisión de actos delictivos al interior de Ciudad Universitaria.
“Es muy peligroso estar aquí ya después de las 7 (de la noche), más en estos horarios en los que ya casi no hay tantos alumnos. Hay zonas muy solas y hay muchas personas ajenas a la universidad”, indicó Tania Martínez, alumna de la Facultad de Química.
“Te empiezan a gritar cosas. Yo no me siento segura. Cuando ya salimos en la noche, es: pues rápido o con tus amigos”, agregó.
Además, reclaman que los vigilantes no tienen una preparación profesional que garantice su seguridad y están desarmados.
“Me ha tocado ver personas fumando mariguana y sólo veo a los vigilantes que pasan viendo a ver qué hay, pero realmente no les llaman la atención”, dijo Juan de Ingeniería.
“En una escala del 1 al 10, yo podría decir que la seguridad está del 5 hacia abajo. Hay muchas personas muy ajenas a la universidad que, al verlas, te generan un cierto pavor o temor”, indicó una alumna de la Facultad de Química.
Otros estudiantes de las facultades de Medicina, Odontología y Ciencias Políticas afirmaron que no se sienten inseguros y culparon a los comentarios en redes sociales de crear la falsa percepción de que Ciudad Universitaria es insegura.
“Yo no me siento insegura, de toda la República Mexicana este es el lugar donde yo me siento más segura”, añadió una estudiante al salir de la Biblioteca Central.
El área de atención a medios de la UNAM indicó que ya hay medidas de reforzamiento de la seguridad, como instalar puntos de vigilancia en entradas y salidas del plantel universitario, no permitir la entrada a taxis sin pasaje, y otras acciones prometidos por el Rector, Enrique Graue se encuentran en proceso, como la instalación de luminarias y botones de pánico, para lo cual, se informó, hace falta lanzar una licitación.

Con información de Iris Velázquez