Terrible tragedia se registró la tarde de ayer en la comunidad de Los Arellano, después de que un menor de edad cayó a un aljibe y murió ahogado.
Los desesperados familiares lo rescataron y a bordo de una camioneta particular decidieron trasladarlo a un nosocomio a recibir atención médica, con la esperanza de que todavía estuviera con vida.
En el trayecto fueron interceptados por paramédicos del ISSEA, quienes luego de revisar al pequeñito, confirmaron que ya no presentaba signos vitales.
Quien murió de manera trágica fue un niño de nombre Emiliano, que tenía apenas un año y 8 meses de edad.
Los lamentables hechos se registraron el día de ayer por la tarde, cuando Emiliano se encontraba al cuidado de una de sus tías, en un domicilio ubicado en la calle Adobe, en las ladrilleras de la comunidad de Los Arellano.
En un descuido de la tía, Emiliano se acercó a un aljibe que carecía de tapa protectora, por lo que cayó al agua. Debido a que nadie se dio cuenta, no recibió ayuda.
Casi momentos después, la tía se percató de la ausencia de su sobrino, por lo que comenzó a buscarlo. Su sorpresa fue grande, al encontrar al niño en el interior del aljibe.
Luego de que lograron rescatar al menor inconsciente, sus familiares llamaron a los servicios de emergencia para pedir ayuda.
Sin embargo, la desesperación hizo que no esperaran la llegada de los paramédicos y en una camioneta particular decidieron trasladarlo a recibir atención médica al nosocomio más cercano.
Cuando circulaban por la carretera a la Zona de Tolerancia “Las Violetas”, la camioneta fue interceptada por una ambulancia del ISSEA.
De inmediato los paramédicos trataron de ayudar al menor Emiliano, pero al momento de brindarle los primeros auxilios se dieron cuenta de que el niño ya había fallecido.
Por tal motivo se solicitó la presencia del agente del Ministerio Público, a fin de que diera la fe ministerial del cuerpo sin vida del menor y encabezara las investigaciones correspondientes.
Cabe destacar, que familiares del niño Emiliano informaron que su madre trabaja y por tal motivo, una de sus tías se encargaba de cuidarlo.