Un pensionado salió a caminar el pasado diez de mayo. Jamás volvió a casa. Fue víctima de brutal atropello y perdió la vida. Del presunto responsable, no hay datos. Sólo se sabe que circulaba a exceso de velocidad.
El hoy occiso ya padecía de su memoria. En las últimas caminatas tardaba en regresar porque no recordaba el camino.
La autoridad ministerial dio a conocer que el infortunado respondía al nombre de Juan “N”, “N” de 65 años de edad y con última morada en el Anexo Palomino Dena.
Lo atropellaron en la carretera 70 oriente, frente al panteón de la comunidad Loma del Refugio, en El Llano.
Agentes ministeriales del grupo Homicidios dialogaron con uno de los oficiales preventivos que encontraron el cuerpo sin vida. Declaró que al efectuar el recorrido de vigilancia en esa zona, en determinado momento observaron un zapato sobre la carretera. De inmediato sospecharon que había ocurrido el atropello y estaban en lo cierto.
Eran tres los policías preventivos que empezaron la búsqueda, alrededor de las 02:30 horas. Minutos después, a un costado de la cinta asfáltica localizaron el cuerpo con evidentes huellas del percance. Llamaron a los paramédicos pero ya nada pudieron hacer por el hoy occiso.
Entre las pertenencias del pensionado apareció un documento con su domicilio. Acudieron a dicha vivienda -en el Anexo Palomino- y fueron atendidos por la esposa y una hija. Esta última comentó que desde el pasado día 10 de mayo no tenían noticias de su padre.
Añadió que el señor acostumbraba salir a caminar pero en las últimas ocasiones se extraviaba porque no podía recordar el camino a casa. Incluso, volvía al día siguiente. Presumen el martes le sucedió lo mismo y entonces fue arrollado en la carretera.