Es peligroso para la salud perder 10 kilos en un mes, advirtió el titular del ISSEA, Dr. Francisco Esparza, al recomendar a la población no dejarse sorprender con publicidad engañosa, ya que productos con ese fin, ponen en riesgo la salud y es por ello, se procede al aseguramiento de los mismos.

Las autoridades sanitarias emitieron nueva alerta sobre el producto Forina Pure, que ofrece la pérdida de 10 kilos al mes “o te devolvemos tu dinero”; la primera advertencia la hizo la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el pasado 15 de julio y nuevamente hace un llamado a la población a evitar consumir ese producto.

Se comercializa a través de redes sociales y páginas de venta por internet, como un supuesto suplemento alimenticio, para la pérdida de peso acelerada, sin dieta, ni ejercicio, indicando que estimula la pérdida de peso de 10kg. en un mes. El producto también puede ser adquirido vía WhatsApp, no identificándose dentro de la publicidad la empresa responsable de la fabricación y/o comercialización.

Contiene ingredientes no permitidos dentro de los suplementos alimenticios, por tratarse de sustancias con propiedades farmacológicas, de ahí que su consumo representa un riesgo a la salud.

La Comisión desconoce los protocolos de investigación, ingredientes totales, condiciones de elaboración; además un suplemento alimenticio, tiene la finalidad exclusivamente de incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir alguno de sus componentes y cuyos ingredientes no deberán tener sustancias con efectos farmacológicos.

En la Cofepris no se ha recibido algún expediente ni se ha iniciado trámite alguno para la obtención de la clasificación del producto.

La publicidad contraviene lo establecido en la Ley General de Salud, sus Reglamentos y Normas, ya que la población puede crearse un juicio erróneo de que al utilizar el producto por sí mismo, podrán obtener los beneficios indicados, trayendo como resultado algún padecimiento grave por la pérdida de peso acelerada sin supervisión médica.

De acuerdo a la NOM-008-SSA3-2010: “Para el tratamiento integral del sobrepeso y la obesidad”, la disminución de peso debe ser supervisada por un profesional de la salud y queda estrictamente prohibido indicar tratamientos y productos que provoquen pérdida de peso acelerada de más de un kilogramo por semana, ya que la pérdida de peso no controlada puede generar un riesgo a la salud de la población.

Cualquier producto que se le atribuya, incluso en publicidad, características terapéuticas para combatir o tratar un padecimiento o patología o para disminución de peso mediante programas específicos, debe contar con una autorización sanitaria, una vez que haya comprobado científicamente que posee tales propiedades ante esta Comisión y posteriormente tramitar el permiso de publicidad correspondiente.