Gerardo Macías López, especialista en Salud Mental, llamó a las personas mayores de 45 años de edad a reducir la ingesta de medicamentos sin prescripción médica para conciliar el sueño o para tranquilizarse, porque el abuso de los mismos impide y bloquea resolver las situaciones emocionales o de estrés.
En este sector de la población, dijo que los problemas principales en adicciones son causados por drogas legales como el alcohol y el tabaco, luego vienen aquellas drogas sin prescripción médica como los medicamentos que utilizan para dormir o tranquilizantes, los cuales pueden desencadenar enfermedades crónicas degenerativas.
Agregó que la dependencia a los medicamentos para dormir o para los nervios se encuentra entre las personas que han cumplido los sesenta años de edad, donde es importante que tengan cuidado de no sentir somnolencia, porque podrían suceder caídas y posibles lesiones.
En entrevista con El Heraldo, el especialista indicó que la ingesta de medicamentos sin prescripción médica va en ascenso entre la población joven, con el propósito de vivir sin mayores preocupaciones o molestias físicas, cuya situación impide que resuelvan los problemas, sólo los postergan y cada vez se agrandan más.
Entre esos problemas se tienen los de índole personal y los de pareja, estos últimos suelen ser los que más se postergan, desencadenando situaciones de violencia en el hogar, y cuando esto se hace se provocan alteraciones en la salud mental como la depresión y una diversidad de eventos desagradables que suceden en la entidad.
El doctor Gerardo Macías López exhortó a la población a no prescribirse algún medicamento, es vital que acudan a un profesional para que les proporcionen la ayuda necesaria, la cual no se limita a tomar pastillas, y mucho menos esas cápsulas que a algunas personas les han funcionado, pero que a otro le pueden generar situaciones de dependencia y en lugar de solucionar problemas, los agranda.
Hoy en día es elevado el porcentaje de la sociedad que se autoreceta y corre el riesgo de no tener una solución real a su problema de salud física o emocional, puntualizó.