Las dietas por mercadotecnia sólo ponen en riesgo la salud de quienes buscan bajar de peso en pocas semanas tras los excesos en las fiestas decembrinas que culminan con la rosca de reyes, alertó la nutrióloga Mónica de Lira, quien indicó que la disminución en la ingesta de alimentos, beber agua natural y caminar hasta 20 minutos al día, ayudan mejor a lograr ese propósito.
“No hay que esperar bajar de peso rápidamente, si bien se puede subir de medio kilo hasta seis kilos en esta temporada, no se puede bajar en dos semanas, bajar de peso rápido nos lleva a caer en la mercadotecnia y es grave para la salud”.
En tal sentido, detalló que siete de cada 10 personas que quieren bajar de peso caen en las garras de la mercadotecnia con un plan equivocado y llegan a la frustración.
De ahí que la Norma Oficial Mexicana para el tratamiento de sobrepeso y obesidad afirma que está restringido el uso de planes dietéticos que no estén avalados científicamente y que provoquen la pérdida de peso mayor a un kilo por semana.
“Científicamente está comprobado que una persona puede perder grasa, en promedio va de 800 gramos hasta un kilo por semana, netamente de grasa, el riesgo es que restringen mucho la comida y hacen mucho ejercicio y en lugar de utilizar la grasa utilizan el músculo”.
Ante tal situación, Mónica de Lira consideró que lo recomendable para aquellas personas que deseen bajar de peso lo mejor es disminuir la proporción de ingesta de alimentos, beber agua natural, y caminar hasta 20 minutos al día.
“No inscribirnos necesariamente al gimnasio, podemos caminar 15 a 20 minutos, restringir la comida, si comía cinco tortillas, ahora como tres, si como un plato de pasta, ahora sólo como la mitad, y aumentar la hidratación con agua natural”.