Rolando Herrera y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 30-Ago.- El recorte en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 podría llegar hasta los 300 mil millones de pesos, estimó Jorge Estefan Chidiac, secretario de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.
“(El recorte será de) unos 200 o 300 mil millones de pesos, calculo eh, no tengo más elementos”, indicó al ser entrevistado durante la reunión plenaria del Grupo Parlamentario del PRI.
Chidiac dijo que la reducción del gasto será en todo aquello que no genere valor agregado, aunque, reconoció, seguramente se castigarán la inversión en infraestructura.
“Con 42 dólares el precio del petróleo, entre cobertura, el fondo de estabilización, más el incremento tan importante que hubo en la recaudación este año, porque viene muy bien la recaudación con incrementos muy importantes, habrá condiciones para que sea manejable (el recorte).
“Aunque será el presupuesto más difícil de la historia”, reconoció.
El recorte de 300 mil millones de pesos para 2017, equivaldría a 6.3 por ciento del gasto aprobado en 2016, y que alcanzó los 4 billones 763 mil millones de pesos.
En lo que va del año, el Gobierno ya ha realizado dos recortes al gasto aprobado por un total de 164 mil millones de pesos. Uno en febrero por 132 mil 301 millones de pesos y otro en junio por 31 mil 714 millones de pesos.
Ayer por la mañana, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había confirmado ante senadores del PRI que se prepara un paquete económico para 2017 con ajustes a la baja en el gasto público.
Durante la reunión plenaria que se realiza en Ixtapan de la Sal, explicó que la reducción obedece a que el Ejecutivo mantendrá la decisión de no incrementar los impuestos vigentes ni proponer la creación de nuevos gravámenes.
Videgaray aseguró que el objetivo fundamental del paquete económico 2017 es restablecer por primera vez, en nueve años, el balance primario superavitario.
Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señaló que el recorte de 300 mil millones de pesos al presupuesto planteado es muy grande y no tiene precedentes.
“Esa cantidad es más grande que el presupuesto anual de varias secretarías de Estado y varias veces el prepuesto de instituciones como la UNAM”, mencionó.